Aeromexico
Viernes 25 de abril de 2014 
SÍGUENOS:
BLOGS
[ Pag. 1 de 7 ] 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | > | Última »»
ACTUALIZADO 2014-01-29 AT 18:49:08
La conspiración de Hades
Fernando Montiel T.
ESCRITOR
Los peligros de la lectura
2014-01-29 18:49:08
I. El eterno retorno o qué no hacer

Los discursos políticos simplistas tienen la virtud de la claridad enfática, sin embargo, una vez convertidos en política pública, con facilidad terminan en baños de sangre.

En 2006 el Operativo Conjunto Michoacán fue la punta de lanza con la que se desató “una batalla contra el crimen organizado,” que incluía “sellar las costas y carreteras” al tráfico de enervantes y que se resumía en una frase: “El gobierno se declara en guerra contra el hampa; inician acciones en Michoacán.” (La Jornada. Dic. 12, 2006).

De ese punto en adelante, por fuerza de costumbre, el país se familiarizó con la lírica militar —la de los operativos y los efectivos, la de las bajas y los abatidos— al tiempo que la gente hacía lo propio con la semántica del dolor: abuso, tortura, desaparición, muerte.

Algo menos de seis meses después asomaron los primeros resultados:

“militares han incurrido en violaciones de suma gravedad a los derechos humanos de la población civil —denunció ayer el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes” (La Jornada. Mayo 16, 2007).

Y detalla:

“hay 52 quejas, cinco de ellas de mujeres que manifiestan haber sido ultrajadas; cuatro son menores de edad y en una de ellas la violación está plenamente acreditada con evidencias científicas. Esta chica presentaba estrés postraumático y no podía hablar; con ayuda sicológica pudo establecerse la comunicación. Sí fue violada. En los otros casos se están haciendo estudios médicos.”

Pero hay más:

“También ha habido cateos ilegales, detenciones arbitrarias, tortura, atentados a la integridad física, allanamientos y ejercicio indebido del servicio público.”

El reporte del titular de la CNDH es prolijo en detalles y fue uno de los primeros en denunciar desde el inicio —a casi seis meses— lo que hasta el final —poco más de seis años más tarde— sólo puede negarse por ignorancia, ceguera, cobardía, estupidez o complicidad: que el ejército no está capacitado para realizar tareas de seguridad pública; que la militarización no resuelve conflictos; que la violencia no se combate únicamente con la violencia; que no hay nada “patriótico” en esta tragedia y que al fin, prácticamente todo lo hecho en esta materia en esta región en estos años en esta lógica no ha servido para nada.

De no ser así, Michoacán no estaría hoy un círculo del infierno más abajo de donde estaba ayer.


ACTUALIZADO 2014-01-15 AT 14:46:34
La conspiración de Hades
Fernando Montiel T.
ESCRITOR
Las autodefensas que no son
2014-01-15 14:46:34
“No saben el problema en el que se están metiendo,
desactívenlas de inmediato, de verdad no saben...”

Mayor de la Policía Nacional de Colombia,
Bogotá, noviembre, 2013

Primera estación: Colombia

El Mayor –en aquél entonces todavía Capitán– de la Policía Nacional de Colombia hablaba viendo el fenómeno de las llamadas “autodefensas” en México a través del cristal colombiano.

En Colombia el concepto autodefensa indica algo diferente –muy diferente– de lo que se entiende en México.

En Colombia se habla de autodefensas para referirse a los grupos que alcanzaron una fama sombría bajo el liderazgo de personajes como Salvatore Mancuso y Carlos Castaño. El primero cobró una fama siniestra por su costumbre de despedazar campesinos con motosierras mientras que el segundo terminó torturado a muerte, según palabras de su verdugo, por órdenes de su hermano, Vicente Castaño.

En Colombia cuando se habla de autodefensas, se habla principalmente de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), y cuando se habla de las AUC se habla de grupos paramilitares, no en el sentido sociológico del término –es decir, como un grupo armado paralelo a las fuerzas armadas oficiales– sino en el sentido político clásico de la contrainsurgencia: paramilitares son aquellos entrenados, equipados y protegidos extraoficialmente por el Estado pero en la sombra –como lo llegó a reconocer Mancuso– como parte de una estrategia de Guerra de Baja Intensidad.

En Colombia cuando se habla de autodefensas –aunque tras las “desmovilizaciones” de tiempos de Álvaro Uribe ya es un término en desuso– se habla, básicamente, del grupo responsable –según Amnistía Internacional– de cerca del ochenta por ciento de las atrocidades en la tragedia colombiana: las masacres de El Tomate y la de la Mejor Esquina en 1988; la de La Rochela en 1989; las de Mapiripán y El Aro en 1997; las de El Salado y Macayepó en el año 2000; la de Chengue en 2001; la de Bahía Portete en 2004 y la de San José del Apartadó en 2005 son apenas algunas de las muchas atrocidades atribuidas al paramilitarismo de ultraderecha de las AUC en alianza con grupos de narcotraficantes y en alianza también –como acusan organizaciones de los derechos humanos– con sectores de las fuerzas armadas del Estado.


ACTUALIZADO 2013-09-06 AT 20:18:19
La conspiración de Hades
Fernando Montiel T.
ESCRITOR
Siria: algunas reflexiones
2013-09-06 20:18:19
Catchy bloody words o de qué no va

Con diferentes matices, la historia que sirve como canción de cuna en la prensa internacional se construye más o menos con los mismos elementos:

"Lo que importa es que el régimen sirio cruzó la Línea Roja y que eso no puede ser tolerado. Si ya de por sí era integrante del Eje del Mal, como buen Rogue State debe ser neutralizado por la Comunidad Internacional –o por una Coalición– mediante un ataque quirúrgico utilizando bombas inteligentes contra blancos militares para evitar que siga apoyando al terrorismo practicado por combatientes enemigos ilegales –como los localizados en el Triángulo Sunita en Irak– contra el mundo civilizado ayudando de esta forma a evitar que Siria se convierta en un Estado fallido”.

Suena lógico? Sí, aunque también –y hay que decirlo– es una estupidez.


ACTUALIZADO 2013-07-20 AT 18:17:17
La conspiración de Hades
Fernando Montiel T.
ESCRITOR
EEUU y la anatomía del terror
2013-07-20 18:17:17
“Si no te gusta, llámalo terrorismo” - Edward S. Herman

Como sucede con la Biblia, el terrorismo en las relaciones internaciones tiene una cantidad interminable de intérpretes e interpretaciones. Y ambos son tantos que como etiqueta, “terrorismo” termina por ser un concepto inútil, ya que siempre será posible encontrar un autor con un modelo y multitud de ejemplos que ilustren a la perfección el juicio a priori –el prejuicio, básicamente– de aquél que encuentra sólo lo que busca y nada más.

Controvertir conceptos de las ciencias sociales es sin duda muy útil para el desarrollo de éstas. Pero también lo es establecer que la crítica por sí misma, sin rigor ni propuesta y sin buscar un entendimiento mínimo común como base de una discusión seria, termina por ser estéril e incluso perjudicial. Este es, por mucho, el problema más importante al momento de hablar y escribir sobre terrorismo.


ACTUALIZADO 2013-04-16 AT 19:21:16
La conspiración de Hades
Fernando Montiel T.
ESCRITOR
Corea del Norte y EE.UU.
2013-04-16 19:21:16
La crisis actual en la península coreana permite distinguir con precisión algunos de los aspectos más características la política del poder y de las relaciones internacionales en la era del armamento nuclear. Basta una breve revisión de la prensa internacional para hacerse una idea de por qué es tan extendida la visión de que el régimen de Corea del Norte es el responsable de la crisis.

Headlines: Sólo la punta del iceberg
Los días 30 y 31 de marzo, The Washington Post y The Independent en el Reino Unido tuvieron como titulares, respectivamente “North Korea threatens military strikes on U.S., South Korea” y “North Korea crisis: Kim Jong-un threatens 'all-out nuclear war'.” Una semana después, conforme la crisis escalaba, el mismo día The Guardian en Londres, The Globe and Mail en Toronto y el Huffington Post en los Estados Unidos tuvieron prácticamente el mismo encabezado en sus portadas: “North Korea threatens pre-emptive nuclear strike against US.” Más o menos en la misma línea, el resto de la prensa occidental de amplia circulación enfatizó la amenaza nuclear norcoreana.

La fuerza con la que los medios de comunicación prestaron atención a las amenazas del régimen liderado por Kim Jong Un no se repitió al momento de dar cuenta de las razones de tal bravuconería. Las acusaciones hechas por Pyongyang de provocaciones –recientes y antiguas– tanto por parte de los Estados Unidos como por parte de Corea del Sur –provocaciones que explicarían la actitud norcoreana actual– fueron sencillamente desdeñadas.

No se trata de una cuestión menor. ¿Cuántas de esas notas refirieron como antecedente el hecho de que los Estados Unidos tuvieron estacionadas armas nucleares en Corea del Sur desde 1958 y que a mediados de los años sesenta llegaron a ser casi 1,000 cabezas nucleares?, ¿cuántas de esas notas refirieron que pese a la retirada de las cabezas nucleares en tierra sudcoreana en 1991, el potencial bélico sudcoreano se mantuvo por vía marítima mediante el envío de submarinos nucleares estadounidenses a la zona y por vía terrestre mediante ICBM (Misiles Balísticos Intercontinentales) controlados por los EE.UU?, ¿cuántas de esas notas refirieron también el hecho de que todavía en el año 2010 el ministro de defensa sudcoreano solicitó la re-instalación de arsenal nuclear su territorio (The Guardian. Nov. 22, 2010)?, ¿cuántas de ellas dieron cuenta del movimiento en Japón, por igual en círculos oficiales que no oficiales, para derogar el Artículo 9 de su constitución –y con él, los tres pilares de la desnuclearización del país– que desestabilizarían el equilibrio militar en la región?

Respuesta: Ninguna.


[ Pag. 1 de 7 ] 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | > | Última »»
 
 
Julieta Venegas - Sus versiones para niños
LO MÁS LEÍDO
"The Grand Budapest Hotel", la nueva película...
Elena Poniatowska es una de las figuras funda...
Roberto Saviano conoce y conversa con el repo...
Diego Luna cuenta la historia del líder del m...
Entrevista con Julian Assange.
COMUNIDAD
Copyright © 2010  -  www.gatopardo.com  -  Desarrollado por: Estrategia 360°