Domingo 23 de noviembre de 2014 
SÍGUENOS:
ESTILO DE VIDA
Música
Por Lau G. Richards
NOVIEMBRE 2012
MÁS ESTILO
  TECNOLOGÍA  
Lo mejor de ambos mundos
¡Es un teléfono! ¡No, es una cámara! ¡No! Es... >Leer más

  VIAJES  
Shanghai está de moda
Los diseñadores chinos que intentan abrirle camino a la moda local. >Leer más

  LIBROS  
Una novela entre bombas
El poeta de Gaza: Un thriller sobre una realidad fragmentada. >Leer más

  EN LA MESA CON  
Gaby Cuevas
De esta senadora se podrán decir muchas cosas, menos que es una monja. >Leer más

  COMIDA  
La salsa secreta de Porte Maillot
Filetes y papas fritas allumette todos los días, a toda hora. >Leer más

  ICONO  
Tres centenarios
3 protagonistas de las letras mexicanas cumplirían 100 años de vida. >Leer más

  AUTOS  
Aston Martin: Herencia artesanal
La marca inglesa cuenta con 146 distribuidores en el mundo. >Leer más

  MÚSICA  
Beats reformados
¿Cómo fue para Kinky dar un giro acústico para su "Unplugged"? >Leer más

Ya, en serio
Así como en "rocktubre" vienen las bandas indie para tocar ante chicas con cuellos Peter Pan y sus novios flacos con lentes de Dr. York, septiembre pasado fue la temporada para un género infinitamente menos cool pero, en números, mucho más popular: el glam rock. Nos visitaron Mötley Crüe, Kiss, Poison, Def Leppard y Scorpions, además de que Moderatto dio un concierto en el Auditorio BlackBerry, donde ofrecieron un adelanto de su nuevo disco, Carisma.

Al respecto, Xavi –bajo– recuerda el libro Fargo Rock City, de Chuck Klosterman, en el que el autor (uno de los críticos musicales más divertidos del mundo) cuenta que en su adolescencia era fan de esas bandas, y que sus amigos lo criticaban porque ellos escuchaban rock "serio". "El glam rock siempre ha sido como de "meh", pero el mes pasado Kiss y Mötley tocaron en el Foro Sol [ante 55 000 personas], grupos que no tienen sencillo ni disco nuevo. Igual Poison y Def Leppard [en la Arena Ciudad de México, con capacidad para 22 000] son grupos relevantes por los recuerdos que generan. Yo creo que eso es lo que nosotros hacemos, hay chavitos que nos van a ver con el papá, y el papá revive lo que él vivía en conciertos como el de Mötley y Kiss", dice Xavi. Por su parte, Mick P. Marcy –guitarra– cita un artículo del diario británico The Guardian de 2008, el cual decía que, históricamente, las ventas de los discos de AC/DC aumentaban de forma exponencial en Inglaterra durante las crisis económicas. "En los tiempos de crisis, uno va a la segura. Y en un año tan difícil como el que hemos vivido en este país, por las elecciones, por la inseguridad, ir a la segura con un espectáculo como ésos o como el nuestro hace que no la pienses. A lo mejor nosotros somos el equivalente a AC/DC", dice.

Los Moderattos vienen del rock "serio", de grupos que quizá los amigos de Klosterman habrían escuchado: Jay de la Cueva (Bryan Amadeus Moderatto), Javier Cha! Ramírez (Xavi Moderatto) e Iñaki Vázquez (Roy) tocaban en Fobia; Marcello Lara (Mick P. Marcy) participó en proyectos con Cha! y Elohim Corona fue miembro de la banda de rock urbano Isis (aunque a él lo antecedieron en la batería Randy Elbright de Molotov y el locutor y cineasta Olallo Rubio). Moderatto nació a finales de los noventa como una broma, una oportunidad para disfrazarse y echar desmadre tocando pop de los ochenta. El chiste ha durado 11 años y ha ido evolucionando. "Dejó de ser un chiste desde la segunda noche que tocamos", dice Mick. "Es como si alguien dijera que Saturday Night Live no puede seguir porque cuenta chistes. Yo creo que se renueva, se trata de llevar al escenario cosas espectaculares y divertidas", dice Roy.

Sin embargo, en Carisma, Moderatto suena menos glam que nunca. Hay mucha guitarra acústica, se extrañan las vocalizaciones hiperagudas de Bryan Amadeus y a las ballads les falta power. "Tenemos una rola con guitarras acústicas y mucho teclado, nos estábamos yendo a un rollo estilo The Cure. Estamos explorando esa parte de la música con la que crecimos. 'Desatados', que es con la que arranca el disco, es una rola de mucha fiesta pero con un marcado sonido de los noventa, como los Happy Mondays o los Soup Dragons", dice Roy. Hay un par de cortes que suenan como el Moderatto de siempre ("Eres mi batería" o "Sube a mi Harley") pero otros temas recuerdan a Babasónicos o... a Fobia. "Era lo que pedían las canciones, y no tratamos de imponerles la forma, de decir: 'Somos Moderatto y hay que moderattizar todo'. Era darle oportunidad a una rola de ir más allá de lo que es Moderatto", dice Roy.

No es que el disco suene fresa (porque de alguna forma siempre lo han sido y ésa es la idea), aunque sí un poco más, gulp, "serio". Pero mientras sigan disfrazándose, haciendo divertidos shows con fuegos artificiales, soñando con que Jack Black haga una película sobre ellos y provocándole estertores a las hipsters con flores en el pelo y a los escuálidos fans de The XX, todo estará bajo control. Moderatto seguirá siendo Moderatto.
LO MÁS LEÍDO
Los más exclusivos lanzamientos de relojería ...
El Equipo Argentino de Antropología Forense n...
26 asociaciones reclaman justicia para miles ...
Shinola honra la ciudad de la industria estad...
Por Napoleón Habeica / Coordinadora de moda: ...
COMUNIDAD
Copyright © 2010  -  www.gatopardo.com