Portada GIFF X Japan

Japón en Guanajuato: X Japan y Masato Harada

La 19ª edición del Guanajuato International Film Festival celebró un día completo a su invitado de honor, Japón, con homenajes a X Japan y Masato Harada.

Por Regina Sienra

El 19° Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF) inició actividades en su sede de Guanajuato Capital el 27 de julio. El GIFF llega a esta edición con brillantes propuestas, estrenos internacionales, e innovación tecnológica. Así, se mantiene como una institución clave para las figuras contemporáneas y futuras del cine mexicano.

El segundo día de las actividades en Guanajuato Capital estuvo dedicado a Japón, el país invitado. A través de la mirada de diferentes cineastas y artistas, el GIFF abrió una puerta hacia un vibrante país lleno de contrastes, historia, y una visión del mundo única.

Yoshiki de X Japan

Yoshiki, líder de X Japan, presentó el documental “We Are X”.

Dos de los eventos principales del día abordaron la diversidad de apasionantes historias que ofrece Japón. We Are X, un documental de Stephen Kijak, tuvo su estreno latinoamericano en el Teatro Juárez. Esta cinta sigue a la banda japonesa de heavy metal X Japan –con un estilo visual que recuerda al glam de los años 80– en su preparación para tocar en el Madison Square Garden en octubre de 2014. Kijak aprovecha la ocasión revisar la historia de la banda, marcada por la tragedia desde antes de su creación.

La cinta cuenta con apariciones de Stan Lee, Gene Simmons y Marilyn Manson, quienes hablan de su admiración hacia X Japan y remarcan la importancia y los aportes de la banda a la cultura tanto de oriente como de occidente.

Yoshiki alfombra roja

La historia de Yoshiki, líder y compositor principal de X Japan, destaca en la película debido a tragedias como el suicidio de su padre, que, sumada a la muerte de dos integrantes de la banda, terminan por definir el estilo del músico y de X Japan como grupo. We Are X aborda estos temas agudos de manera directa y franca, tal como los integrantes de la agrupación.

Stephen Kijak delinea una comparación entre la fragilidad y el dolor de Yoshiki y su resistencia y su pasión por el desarrollo de la banda. El líder del grupo no escatima en detalles, y los fans alrededor del mundo parecen haber encontrado en su atormentada y cautivadora personalidad un lugar al que pertenecen. Tanto la cinta como las proyecciones reflejan eso, convirtiéndolo en un documental de música indispensable.

* * *

Por otro lado, el versátil director japonés Masato Harada recibió un homenaje en la gala nocturna del 28 de julio, en la que presentó su título más reciente, The Emperor in August (2015). Esta cinta muestra a la esfera política japonesa, encabezada por el emperador Hirohito, en los últimos meses de la segunda guerra mundial, y las horas previas al anuncio de rendición ante los aliados el 15 de agosto de 1945.

The Emperor in August recrea con lujo de detalle de las reuniones del gabinete y el consejo Imperial. La cinta, que apenas concede algunos segundos de metraje a los ataques de Tokio y la bomba atómica de Hiroshima, se concentra en la toma de decisiones y añade un poco de tensión con un posible golpe de Estado y el deseo de algunos grupos de continuar con la lucha en territorio japonés.

Masato Harada alfombra roja

“Este tipo de reconocimientos hacen que el cineasta siga produciendo películas”: Masato Harada.

Harada anunció en conferencia de prensa que planea hacer una película sobre la Decena Trágica –el golpe militar orquestado en 1913 para derrocar a Francisco I. Madero–. En particular, sobre la historia de la familia de Madero, quienes pidieron ayuda al diplomático Kumaichi Horiguchi y la legación japonesa. A pesar del asesinato del presidente, la familia sobrevivió a este sangriento periodo. Harada conoció esta historia gracias a Carlos Almada, embajador de México en Japón.

Durante el homenaje, Masato Harada mencionó sentirse impactado y bromeó sobre su participación como el villano en The Last Samurai (2003). “Este tipo de reconocimientos hacen que el cineasta siga produciendo películas”, dijo el director, antes de apuntar algunas de sus influencias, como Yasujirō Ozu y Akira Kurosawa.

Masato Harada en Teatro Juárez

La diversidad de temas y perspectivas en las cintas de Harada le han permitido contar la historia de Japón a través de capítulos contrastantes y aproximaciones que van desde cintas de acción y experimentos con la ciencia ficción a relatos emotivos y acontecimientos históricos. Sin embargo, es su mirada la que le ha dado universalidad a sus películas, convirtiéndolo en un ícono no sólo de su país, si no de la cinematografía mundial.

Historias relacionadas

Portafolio

Droog, diseño conceptual en Amsterdam

Por Regina Sienra