union europea

refugiados migracion frontera ceuta y melilla, portada

Una barrera imposible

union europea

Por Nacho Carretero

La de Marruecos y España es la frontera más desigual del mundo. Allí, entre dos ciudades, Ceuta y Melilla, se vive un drama humanitario de enormes proporciones. La zona, que hasta hace poco era un laboratorio de convivencia cultural, se convirtió en un territorio en conflicto. En 1998, la Unión Europea instaló un muro —formado por dos vallas de seis metros de altura, con cámaras, redes, sensores y cuchillas— que es una trampa mortal para quienes intentan cruzar ilegalmente. Los africanos que buscan llegar a Europa van tras un sueño que, entre un país y otro, se transforma en pesadilla.