Audi A1: La ingeniería del diseño

Probamos el Audi A1 en las calles de la Ciudad de México. Esta marca no deja de sorprender con su acertada combinación de ingeniería y diseño.

Por Teresa Cristo / Fotografía Adrián Duchateau

Probamos por la Ciudad de México el nuevo Audi A1 S-Line en busca de vivir los nuevos cambios que se han implementado en los últimos años en cuanto diseño e ingeniería, desde su lanzamiento en 2010, cuando la emblemática firma alemana de los cuatro aros lanzó por primera vez el A1 y A1 Sportback. Desde entonces, no han parado de sorprender con vehículos cada vez más atractivos, rápidos, eficientes y potentes. Hay que recordar que Audi fue el primer fabricante del mundo en combinar, por ejemplo, la inyección directa de combustible con la turbocompresión en la producción de vehículos en serie.

El resultado ha sido exitoso, con una cifra que supera las 500,000 unidades vendidas. 
Y todo ello es gracias a una acertada combinación entre ingeniería y diseño, pues el desempeño de este pequeño compacto se caracteriza por un comportamiento en marcha similar al de un automóvil del segmento medio.

Su motor de 1.8 litros con 192 caballos de fuerza es de alto rendimiento, junto con la tecnología TFSI (Turbo-Charged Fuel Stratified Injection) le otorga mayor potencia y dinamismo disminuyendo hasta en 10% el consumo de combustible. La transmisión S-Tronic es de siete velocidades con doble embrague, y puede utilizarse tanto en modo automático o manual. Acelera de 0-100 km/hr en 6.8 segundos. La nueva dirección electromecánica apenas consume energía y proporciona al conductor la asistencia óptima en cada situación. Su carrocería es ligera y altamente resistente con una rigidez y una seguridad extraordinaria.

La frescura del diseño tanto exterior como interior del Audi A1 también ha sido una de sus fortalezas. Audi ofrece muchas posibilidades de personalización, como realzar en color contrastado el arco del techo o las superficies del interior con una amplia variedad cromática y de materiales. La consola central, los tapizados de los asientos o las carcasas de las salidas de aire, entre muchas otras opciones también se pueden elegir a gusto.

El sistema de sonido Bose Surround Sound ha sido especialmente diseñado para mejorar la acústica en el interior del vehículo. Y Audi Connect es un punto de acceso inalámbrico WLAN para terminales móviles y atractivos servicios online. Todas estas características hacen del Audi A1 uno de los vehículos favoritos de los aficionados al automovilismo.

 

 

Historias relacionadas

Aston Martin Vantage, portada

Autos

El sucesor de la dinastía

Por Teresa Cristo
autos eléctricos de General Motors, portada

Autos

Autos eléctricos y bien conectados

Por María Luisa Aguilar