Portada Tesla

La evolución de las especies: Tesla Motors

Tesla Motors, que revolucionó a los autos eléctricos, presenta lo nuevo de Model S, Model X y Model 3.

Por Ricardo Silverio / Fotografía Cortesía de Tesla

El presente está plagado de avances tecnológicos y los dispositivos personales son ya parte fundamental del día a día. En la industria automotriz, las cosas no están exentas y vemos una pelea feroz por ofrecer lo mejor, siendo las nuevas tecnologías híbridas y eléctricas los estandartes de mercadotecnia.

La revolución de los autos eléctricos fue iniciada por Tesla Motors, una empresa que en el nombre lleva a una de las mentes más grandes, visionarias y un tanto excéntricas de nuestra historia moderna: Nikola Tesla. El Tesla Roadster fue el primer auto de la marca que rompió con la idea de que los eléctricos no podían ser deportivos, ya que eran pesados, lentos y feos. Apareció en 2008 y logró más de dos mil autos vendidos en 31 países.

Tesla Motors 1

La revolución de los autos eléctricos fue iniciada por Tesla Motors.

El siguiente paso fue crear un vehículo menos de nicho y enfocado a la movilidad sustentable pero que no sacrificara el espacio interior, el diseño o las prestaciones. Así, en 2012, nació el Model S, un sedán de casi cinco metros de largo y más de dos toneladas que presumía acabados de auto de lujo, pero con un lado pasional, uno con el que al presionar el acelerador a fondo puede llegar a los 100km/hr en 3.3 segundos con una velocidad máxima de 250 km/hr.

El plan de Tesla Motors continúa su camino con el Model X, una camioneta, y el Model 3, la versión más accesible de la marca hasta el momento. En todos los casos Tesla Motors ofrece un amplio nivel de personalización que va desde colores hasta combinaciones de motores y rango para las baterías eléctricas.

Model X

Hoy presenta lo nuevo de Model S, Model X y Model 3.

Puntualmente, el Model S brinda una experiencia única, un sedán con aires señoriales y una carga tecnológica. Cabe resaltar el manejo autónomo que toma el control del auto, evaluando el camino, la distancia con otros vehículos y el cambio de carril. Un vehículo así debe estar conectado con nuestro teléfono, y con la app de Tesla podremos no sólo saber la carga de batería sino también prender o apagar el auto y, en caso de que lo prestemos, sabremos a qué velocidad está siendo conducido.

Estamos en la revolución de la industria donde los grandes y sedientos motores V8 están peleando contra los híbridos y eléctricos que ofrecen ya un potencial de sensaciones. Mañana estaremos contando historias de cuando quemábamos petróleo.

Historias relacionadas