Portada Volvo S90

Volvo S90: El resurgimiento de la sofisticación

La automotriz Volvo presentó en México su nuevo modelo Volvo S90, pieza clave en el resurgimiento de la empresa escandinava.

Por Redacción Gatopardo

A finales del siglo XX, la automotriz sueca Volvo era la reina de los vehículos seguros. Tras algunos años de dificultades en la industria, esta empresa escandinava renace y se prepara para recuperar su trono. Una de las piezas clave en su estrategia es el Volvo S90, un sedán ejecutivo que combina tecnología, diseño y conectividad para redefinir la sofisticación que caracteriza a los miembros de la familia Volvo.

Este proceso de regeneración no ha sido cualquier cosa para Volvo. Antes del cambio de siglo había sido adquirida por Ford y, lo que en principio pareció un matrimonio ideal, con el paso de los años puso en aprietos a la compañía escandinava. Para inicios de esta década, la automotriz ya había vuelto a cambiar de manos, esta vez a las de Geely, una empresa china que afortunadamente dio libertad creativa a su nueva adquisición y permitió este gradual resurgimiento del que ya se ven resultados.

Vista lateral del Volvo S90

Esta reconfiguración ha permeado todos los niveles de Volvo, de acuerdo con Torben Eckardt, nuevo Director General de Volvo en México. “Han permeado ya en nuestros productos, objetivos de negocio, desarrollos e innovaciones”, dijo en la presentación a medios mexicanos del nuevo Volvo S90. “El futuro de la compañía me resulta poderosamente atractivo”.

Elegancia, potencia y lujo son los ejes de este modelo, aunque su verdadera innovación es tecnológica. Con la implementación del Pilot Assist, el conductor manejará seguro por cualquier camino, ya que este sistema de control de manejo semiautónomo –estándar en todas sus versiones– mantendrá la velocidad y distancia establecidas previamente, hasta llevar a un freno total del auto. También tendrá un suave control sobre el volante para evitar que el auto salga del carril y asegurar a sus usuarios un viaje seguro y cómodo.

Cabina Volvo S90

La “intuición” del Volvo S90 también evitará accidentes gracias a un sistema de detección que avisará al conductor para que frene cuando animales grandes, peatones, o ciclistas pasen frente al auto. Si el conductor no frena, el Volvo S90 lo hará de manera automática para evitar una colisión.

Por si fuera poco, este auto ofrece mejoras en el sistema de conectividad e información desarrollado por Volvo: Sensus Connect. Su centro de mando –una pantalla de 9 pulgadas– es compatible con Apple Car Play y Android Auto.

Vista frontal Volvo S90

Motorizado por Drive-E –un bloque de motores de 4 cilindros y 2.0 litros de desplazamiento–, el Volvo S90 es un auto potente, con consumo eficiente de combustible y cuya emisión de contaminantes es baja. La versiones que llegarán a México –Momentum e Inscription– tienen un tren motriz T6 con tracción integral, motor Drive-E turbo-cargado y súper cargado con 316hp y un máximo de 295 de torque. Ambas versiones del automóvil están equipadas con transmisión automática de 8 velocidades.

La sofisticación de Volvo se hace presente en el S90 con detalles de diseño en interiores y exteriores que resaltan la elegancia y lujo de este vehículo. Su cabina minimalista destaca por los materiales que la integran –detalles en maderas de poros abiertos y perillas de metal con bordes biselados–, además de un tablero con mínima presencia de botones. Mientras que en su exterior se aprecia el inspirador Mjolnir, el martillo del dios nórdico Thor, como base del diseño de sus faros LED.

Elegancia del Volvo S90

Volvo aprovechó la ocasión para presentar Model Year 2017, la gama con la que busca ir a la vanguardia y mejorar la vida de sus conductores. Model Year 2017 incluye el Volvo V40 Facelift, el S60 –un sedán cómodo y dinámico–, y el XC60 –el SUV más vendido en Europa–.

Historias relacionadas

Aston Martin Vantage, portada

Autos

El sucesor de la dinastía

Por Teresa Cristo
autos eléctricos de General Motors, portada

Autos

Autos eléctricos y bien conectados

Por María Luisa Aguilar