Vuelve una leyenda de Porsche

Se dice que sólo un 911 supera a otro 911 y, esta nueva generación del clásico de Porsche no es la excepción.

Por Teresa Cristo

Desde hace cinco décadas, Porsche ha demostrado que la perfección sí existe. Por eso en Gatopardo probamos el nuevo 911 Carrera S por las calles de la Ciudad de México, en la carretera rumbo a Puebla y en el Autódromo Hermanos Rodríguez, donde su circuito es tan legendario como este automóvil. Su desempeño responde con agilidad a cada maniobra; en cada curva se confirma que el viaje abordo puede ser seguro y estable incluso a 250 kilómetros por hora.

Porsche170_int1

Con una potencia de 420 hp, el 911 Carrera S acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 3.9 segundos.

Desde su lanzamiento en los sesenta, el 911 ha conservado su esencia y ha incorporado mejores tecnologías con los años. Hoy llega la octava generación de este deportivo con motores de configuración bóxer con 6 cilindros de 3 litros y dos turbos. Gracias a la transmisión de doble embrague PDK, los cambios son tan rápidos que la velocidad se mantiene, y con el paquete Sport Chrono podemos modificar la configuración del auto en 4 modos de manejo, ambas son opcionales. Con una potencia de 420 hp acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 3.9 segundos. El rendimiento de combustible permite recorrer en promedio 13 kilómetros por litro. El eje trasero direccional activo hace que las llantas traseras giren, consiguiendo así que dinámica de conducción en curvas a altas velocidades.

La sobrealimentación y el sistema de escape emiten el inconfundible sonido del motor deportivo que puede ser apreciado también en el interior del auto. El nuevo sistema de frenado anticolisiones múltiples reduce las consecuencias de los accidentes frenando automáticamente el auto después del primer impacto.

Porsche170_int2

Se dice que sólo un 911 supera a otro 911 y, esta nueva generación no es la excepción.

El exterior incluye refinados detalles ópticos como los faros y luces de freno de cuatro puntos y pilotos traseros tridimensionales. Las rejillas de la parrilla trasera ahora son verticales y las manijas de las puertas están integradas a la carrocería. Las tomas de aire frontales han crecido, los alerones se abren y cierran según sea necesario.

Se dice que sólo un 911 supera a otro 911 y, esta nueva generación no es la excepción. Porsche continúa mejorando lo inmejorable con uno de los deportivos más sobresalientes.

Historias relacionadas

Acura NSX, portada

Autos

Experiencia deportiva

Por Teresa Cristo