Delirio Pushkin Mónica Patiño, portada

Un nuevo delirio para Mónica Patiño

La chef mexicana Mónica Patiño transforma el concepto de cantina en la nueva sucursal de Delirio, su espacio culinario más reciente.

Por Marcela Vargas

En la esquina de Álvaro Obregón y Cuauhtémoc, en el número 125, sobreviven los muebles, la barra y hasta el piso de terrazo que tuvo por cuarenta años la Cantina Auténtica, frente al Parque Pushkin, uno de los sitios más tradicionales de la colonia Roma antes de su gentrificación. Ahora corren nuevos tiempos por sus mesas, de la mano de la chef mexicana Mónica Patiño, quien replantea el concepto de comedor de Delirio.

Delirio Pushkin Mónica Patiño, int1

Pollo al horno y arroz, uno de los platillos favoritos de Mónica Patiño.

Este espacio ahora transformado en Delirio Pushkin es resultado de una remodelación a cargo del despacho Habitación 116, con quienes Patiño ya había trabajado en proyectos anteriores, como el diseño de interiores de su restaurante Casa Virginia (Monterrey 116, Roma). Con un concepto “All Day Long”, la carta cambia semestralmente, siempre inspirada en la gastronomía mediterránea y del Medio Oriente. Aunque por las mañanas puede disfrutarse del tradicional pan de la casa con un café caliente o un jugo, las tardes son el punto fuerte del restaurante.

Delirio Pushkin Mónica Patiño, int2

El concepto de cantina de Delirio Pushkin va más allá del mobiliario. Los jueves, por ejemplo, entre las siete y las nueve de la noche puede pedirse un aperitivo y las botanas van por parte de la casa. “Si quieres quedarte a cenar, te quedas”, bromea la chef Mónica Patiño en entrevista con Gatopardo. “La idea es que la gente venga cuando termine de trabajar, que sea un punto de reunión para que descansen, se echen un cubilete, un dominó.”

De la carta de Delirio Pushkin destacan platillos como el babba ganoush con chips de pan árabe y za’atar, los betabeles rostizados con jocoque y eneldo, y la torta de falafel y mousaka de cordero. La selección de quesos mexicanos es imperdible, con ejemplares que vienen de Querétaro, Chalco y Valle de Ojos Negros, Ensenada. El nuevo Delirio es como un hermano más relajado y cool del deli homónimo que está en la esquina de Álvaro Obregón con Monterrey. “Tiene un poco de todo. Es como una fonda, en realidad, con cierta sencillez que intentamos mantener”, concluye la chef.

Delirio Pushkin
Avenida Cuauhtémoc 125, Roma Norte
delirio.mx

* * *

También te recomendamos:

Pasillo de Humo, Oaxaca desde la cocina.
Merkavá, cocina israelí en la Ciudad de México.

Historias relacionadas

cocteles de navidad, portada

Comida

Ron Zacapa 23 presenta tres cocteles navideños

Por Redacción Gatopardo

Comida

Nespresso: café con diseño

Por Redacción Gatopardo