Elegancia cristalina

El artista Hubert Le Gall creó 12 piezas para la edición especial Ruinart Blanc de Blancs.

Por Samantta Hernández Escobar

La feria de arte contemporáneo más importante de Latinoamérica se renovó y cumplió un año más en la Ciudad de México. Con una propuesta en curaduría bastante interesante y 3 mil metros más de espacio para exponer, la edición 2016 de Zona Maco fue una de las favoritas de la Semana del Arte, celebrada del 3 al 7 de febrero pasados. Además de contar con más de 120 galerías de diversos países, Zona Maco colaboró con reconocidas marcas que han apostado por apoyar y hacer crecer la vanguardia del arte contemporáneo, como es el caso de La Maison Ruinart, el champagne oficial de Zona Maco 2016.

La primera y más antigua casa de champagne, fundada por Dom Thierry Ruinart en 1729, eligió al artista y escenógrafo francés Hubert Le Gall para dar vida a la pieza con la que participaron en esta feria de arte. Tras un recorrido organizado por la marca a través de las salas más emblemáticas de Zona Maco 2016 —destacando Nina Menocal, Proyecto Paralelo, y Proyectos Monclova—  el tour finalizó con una comida a cargo del chef Arturo Fernández. Durante la degustación de carpaccio de trucha ahumada y lechón crujiente se dio la presentación de una serie de 12 piezas en vidrio con las que Hubert Le Gall logró mostrar a través de la abstracción el proceso de cosecha de uva y la importancia que el tiempo tiene para la realización del mejor vino espumoso.

El artista Hubert Le Gall realizó un trabajo excepcional en homenaje a la nueva edición limitada de Ruinart Blanc de Blancs, en colaboración con la Fundación Berengo. Inspirado en el paso del tiempo, cada una de sus piezas representa un mes, de enero a diciembre, con tonalidades características de la uva durante todo el proceso de cosecha y realización. Algo característico de este artista es su capacidad para relatar historias a través de sus obras, siempre lo más apegadas a la realidad. Esta serie de 12 piezas no significa una presentación del proceso sino una representación abstracta del ciclo que debe pasar. El brillo y transparencia tan característicos del vino Maison Ruinart fueron los elementos clave para la realización de estas piezas, por lo que el artista no erró en utilizar cristal Murano.

A través del trabajo de Hubert Le Gall la vid de la que se concibe el famoso champagne se convierte en un símbolo, en un punto de encuentro entre hombre y naturaleza, todo el procedimiento previo a poder disfrutar una buena copa de gran espumoso. En estos años, Zona Maco ha significado la apertura de los capitalinos al arte contemporáneo y sin duda la participación de La Maison Ruinart dejó muy claro los estándares de calidad y curaduría que este año representaron la edición de la feria.

ruinart_int

Con información de Guillermo Sánchez Cervantes.

Historias relacionadas

leonora carrington tequila 1800, portada

Tragos

El amor de Leonora Carrington por el tequila

Por Redacción Gatopardo
ron zacapa ambar coctel, portada

Tragos

El arte de ir despacio

Por Daniel Bañales
mejores bares Guadalajara, portada

Tragos

Guadalajara por tragos

Por Redacción Travesías