Elegancia renovada

Lincoln reimagina uno de sus clásicos: la Lincoln MKX, crossover de lujo.

Por Regina Sienra

La Lincoln MKX ha sido renovada para su edición 2016. Con una estructura diferente, un extraordinario motor, y aditamentos innovadores, esta nueva generación se siente más elegante, convirtiéndose en una gran competidora en el burbujeante mercado de las crossovers de lujo.

En su lanzamiento, la marca preparó una serie de experiencias personalizadas en la ciudad. Gatopardo vivió un día de relajación en el Hela Spa del Hotel Intercontinental, una manera de vivir su espíritu sofisticado.

La gran experiencia de manejo está en el motor EcoBoost de 2.7 litros V6, que ofrece 335 caballos de fuerza y 380 libras-pie de torque, el cual está acoplado a una transmisión automática de seis velocidades. Esta combinación logra balancear desempeño de primer nivel y ahorro de combustible.

Uno de los grandes puntos a favor de la Lincoln MKX es su sigiloso movimiento, no sólo al amortiguar el impacto de baches y otras imperfecciones, también al ofrecer mayor control de manera suave, pero contundente a rutas con curvas. El Lincoln Drive Control con suspensión adaptativa escanea el camino cada dos segundos para ajustar la firmeza de las llantas.

Lo anterior va de la mano con sus complementos de seguridad, que incluyen una cámara de 360 grados —la combinación de cuatro cámaras en cada lado del auto para no perder ningún detalle—, un sistema de información de punto ciego, sensores de aproximación y un novedoso sistema automatizado para entrar y salir de espacios de estacionamiento.

La tecnología tiene como objetivo hacer también el viaje aún más ameno: el sistema sync con MyLincoln Touch conecta el vehículo al conductor: a través de comandos de voz se puede controlar el clima, música, llamadas y sistema de navegación.

Todo eso está envuelto en el poderoso pero refinado diseño exterior, caracterizado por su parrilla de doble ala, rines de 20 pulgadas y faros led que enmarcan la parte frontal del auto.

Con una perfecta combinación entre desempeño, tecnología y fuerza, la MKX está lista para impresionar al mercado de lujo e, incluso, redefinir el lugar de las crossovers en éste.

Historias relacionadas

Acura NSX, portada

Autos

Experiencia deportiva

Por Teresa Cristo