Tesla autónomo portada

¿Es un vehículo autónomo el futuro del automóvil?

Probamos un vehículo autónomo y nos preguntamos: ¿es ésta la solución para los problemas de tránsito vehicular en las grandes ciudades?

Por Rafael García

Recientemente tuvimos la oportunidad de subir a un vehículo autónomo que aún se encuentra en desarrollo. Aunque la experiencia no fue tan impactante como uno podría imaginar, podemos afirmar que el desarrollo de esta tecnología va por buen camino.

Durante esa misma semana, Uber lanzó en la ciudad de Pittsburgh, en Estados Unidos, su servicio de taxis autónomos a prueba, con la intención de recabar información sobre su comportamiento, así como las impresiones de los ciudadanos que se dividen a favor y en contra de esta tecnología.

Uber vehículo autónomo

Uber prueba en EUA sus vehículos autónomos. Imagen: Uber.

Nos guste o no la idea de los vehículos autónomos, la industria automotriz está completamente volcada a la tarea de crear autos que puedan conducirse solos en las grandes metrópolis con la finalidad de hacer los caminos más seguros.

¿Para qué desarrollar un vehículo autónomo?
A primera impresión podría suponerse que la razón para desarrollar autos que se manejen solos es la de poder vender más unidades, pero la realidad es otra. No sólo se trata de producir vehículos más seguros, también se trata de resolver los problemas que hoy sufren ciudades como Tokyo, Nueva York, Los Ángeles y la propia Ciudad de México: contaminación excesiva, tráfico abrumador y mala calidad de vida.

En México, la familia moderna de la clase media y clase acomodada posee dos, tres o más vehículos en casa para satisfacer diferentes necesidades. Esto puede significar una mayor contaminación del aire, saturación en las calles y falta de espacio para estacionar el vehículo. Lo que, a su vez, deriva en otras situaciones incómodas.

Un vehículo autónomo podría solucionar gran parte de estos problemas y es que, en lugar de tener varios autos, solo necesitaría contar con uno para toda la familia así, la primera tarea del día sería repartir a los miembros de la familia en sus respectivos destinos y una vez completada esa misión, podría regresar a casa por si mismo para seguir con la agenda.

No es solamente la industria automotriz la que está buscando atacar este problema, de hecho, empresas como Apple y Google buscan soluciones a los problemas de transporte de las grandes ciudades. Para estas compañías, lo ideal sería poder reemplazar un gran porcentaje del parque vehicular privado por vehículos autónomos públicos para reducir de manera inmediata el tráfico y con ello el tiempo de traslado.

Vehículo autónomo: Tesla Modelo S

El Modelo S de Tesla incluye características de Piloto Automático.

Aprender a manejar (otra vez)
Ir a bordo de un vehículo autónomo no es una experiencia futurista, al menos no como la pintan en el cine. Es cierto que al principio hay mucha curiosidad por ver como el coche gira el volante por sí mismo y es capaz de reconocer semáforos, peatones, otros autos e incluso reaccionar a tiempo, pero en este momento el protocolo bajo el que se rigen es tan cauteloso que es como viajar con alguien que apenas aprende a conducir.

Los autos son muy cuidadosos, respetan los límites de velocidad, siempre que detectan un peatón hacen alto total y constantemente ceden el paso a otros conductores a menos que el algoritmo del coche detecte una ventana de oportunidad suficientemente ancha para ponerse en movimiento.

Los próximos 10 años
En la siguiente década esta tecnología se volverá muy común y es que, afortunadamente, hay muchos gobiernos que ven el lado positivo y comienzan a pensar en invertir en ello. Es posible que para el 2020 las grandes marcas ya tengan en sus agencias autos de este tipo a un precio accesible y que para el 2026 las calles estén inundadas con ellos. Mientras tanto, sean cautelosos con el auto que deseen adquirir próximamente, puede que en un futuro su valor ya no sea el mismo.

Ford Fusion Hybrid autónomo

El Ford Fusion Hybrid autónomo podría llegar al mercado en algunos años.

Ford Fusion Hybrid Autónomo. Esta compañía ha trabajado por casi una década en la investigación para el desarrollo de los vehículos autónomos. Actualmente realiza pruebas para sus prototipos en Michigan, Arizona y California, en Estados Unidos.

El Piloto Automático de Tesla. Las versiones más recientes del Modelo S de Tesla –la automotriz especializada en desarrollo de transporte sostenible– incluyen el software de Piloto Automático. Este sistema, único en el mercado, está basado en equipamiento que los autos Tesla han tenido desde 2014 y que permite al Modelo S: Control de velocidad inteligente, Cambio y centrado en carril automáticos, Detección de espacios de estacionamiento, Estacionamiento en paralelo automático, Faros de luces de cruce y luces altas automáticas.

Historias relacionadas

Samsung galaxy book

Tecnología

Samsung Galaxy Book

Por Redacción Gatopardo