Capital del diseño

La Ciudad de México se convertirá en la Capital del Diseño en 2018. Descubrimos por qué ese título es más que merecido.

Por Redacción Travesías / Fotografía Diego Berruecos y Paulina Figueroa

La Ciudad de México se va a convertir en la Capital Mundial del Diseño el próximo 2018. Destacó por integrar al diseño a la vida diaria de sus habitantes; y donde la funcionalidad, la estética y el talento es lo que rodea a muchos de sus rincones. Recorrimos la capital mexicana, visitamos galerías, tiendas y espacios públicos que no le piden nada a ninguna otra urbe. Descubrimos que la ciudad se mueve de diseño en diseño. Aquí nuestras recomendaciones de lugares imperdibles a la altura de una capital del diseño.

LA HORA DE LAS COMPRAS

EXIT La Librería. Tras varias visitas a Zsona Maco, Rosa Olivares, editora de la revista española de fotografía exit, persuadida por amigos, decidió abrir una librería que se especializa en ejemplares de arte: desde teoría fotográfica hasta historia, estética, nuevos medios —como instalaciones y performance— y más. Aquí podrás pasar una tarde entera escuchando historias sobre el mundo del arte, además de recibir algunas recomendaciones.

cdmx171_int1

Librería EXIT

Barrio Alameda. Aprovechando la rehabilitación de la Alameda Central, se recuperó un edificio art déco para convertirlo en un proyecto multidisciplinario que incluye gastronomía, belleza, shopping y hasta un hotel boutique. Vale la pena echarle un ojo a Jugodmango, un proyecto de joyería alternativa con diseños hechos a mano; a Mini-Velo, una tienda especializada en ciclismo urbano; a Toco Madera, un taller de productos textiles artesanales; a nuestras favoritas, Utilitario Mexicano, una selección de objetos low tech que usamos en la vida cotidiana; y a Domi, que vende historias y piezas de arte.

Nomeolvides. Plantas y Café. Aunque quizá tiene más pinta de cafetería que de tienda. Vas, escoges una planta, puede ser una suculenta, pues son las más fáciles de cuidar, la pones sobre la maceta que más te guste y, mientras tanto, pides un capuchino y una galleta. Un espacio para crear comunidad en torno a la agricultura urbana. Hay talleres de metro cuadrado o de huertos en casa donde podrás aprender teoría, práctica y todo sobre materiales.

Poni Ministore. Una concept store/papelería cuyo distintivo es la curaduría y la selección cuidadosa de marcas. Ubicada en el sótano de una casa de la Roma y con un caballito de neón bastante fotogénico al que muy pocos visitantes se aguantan las ganas de compartir en sus redes sociales, Poni recibe a todos los curiosos del rumbo. Con productos como midori, Kraft, Düller, Delfonics, este espacio es ideal para ilustradores, diseñadores, arquitectos y artistas, un punto de encuentro perfecto para generar ideas. El claro guiño hacia la cultura japonesa se hace evidente con la barra de té, The Matcha Club.

Tótem Store. No estaría completa nuestra guía sin incluir este espacio que tiene un gran desplegado de productos hechos en México para jóvenes “irreverentes”, lo que quiera que esto signifique, donde puedes encontrar desde ponchos hasta playeras, hoodies, pasando por accesorios, joyería, zapatos, mochilas y patinetas.

DE PASEO POR LA CIUDAD

Alameda Central. Este paseo tiene más de 400 años y es el más antiguo de América. Después de pasar por una remodelación importante, volvió a la vida en 2013. Es indispensable bajar el ritmo: tomarse el tiempo para sentarse en una banca, imaginar el Kiosco Morisco que alguna vez estuvo en el lugar que hoy ocupa el Hemiciclo a Juárez y ver los detalles de las esculturas de Mercurio, Neptuno y la fuente de Venus. Del lado sur está la réplica de la escultura de Jesús Contreras, Malgré Tout, mientras que del lado norte (Hidalgo) es indispensable visitar la Plaza de la Santa Veracruz.

Ruta de la amistad. Durante 20 años, el Patronato Ruta de la Amistad se ha dedicado a la restauración y conservación de este gran corredor escultórico concebido por Mathias Goeritz. La pieza central la ocupa la Torre de los Vientos (la escultura de Uruguay), hoy convertida en un laboratorio de arte contemporáneo donde han montado más de 87 obras. Cada vez que presentan estas intervenciones, el Patronato organiza actividades paralelas en el resto de las esculturas —picnics, pequeños conciertos, ciclos de cine—, con tal de mantener vivo el deseo de Goeritz de sacar el arte a las calles.

Glorieta de la Cibeles

Glorieta de la Cibeles

Glorieta de la Cibeles. La Cibeles fue remodelada bajo un modelo urbano en el que participaron los vecinos y el gobierno. Tras año y medio en obras, reabrió en el verano de 2015 para mostrar su nueva cara. El resultado es un espacio público realmente disfrutable. Hay intersecciones más seguras, banquetas rehabilitadas en el corredor peatonal sobre avenida Oaxaca —que conecta con la Glorieta de Insurgentes— y áreas verdes en muy buen estado. La Cibeles se convirtió en un estupendo lugar para hacer una pausa en un paseo por la Roma, tomarse un café y ver a la gente pasar.

Fotografía principal: Poni Ministore

Historias relacionadas

glamping baja california cuatro cuatros, portada

Viajes

Metáfora de la naturaleza

Por Sofía Viramontes
grafiti ciudad de méxico, portada

Viajes

La ciudad bajo grafiti

Por Guillermo Sánchez Cervantes
San Cristobal de las Casas en alta definición, portada

Viajes

Los altos de colores

Por Mariana Castro