Mucho más que flamingos: Los museos imperdibles de Florida

Desde propuestas clásicas hasta conceptos experimentales, estos cinco espacios son ideales para adentrarse en la escena cultural de Florida.

Por Sofía Viramontes

Cuando se piensa en Florida vienen a la mente pájaros rosas, casas de retiro y el equivalente a Cancún en Estados Unidos, pero el Estado del Sol tiene grandes propuestas culturales que van desde la época victoriana hasta el graffiti digital. Proponemos algunos museos imperdibles de Florida.

Cummer Museum

Este museo es el Versalles de Florida. Jardines y fuentes impresionantes, perfectos para descansar después de visitar las múltiples exposiciones que hacen un recuento temporal desde el 12,000 a.C hasta propuestas contemporáneas. El museo ofrece varios tours especializados de los jardines y de la colección de porcelana en caso de que el visitante no esté en ánimos de recorrer toda la instalación, además de varios podcast disponibles en iTunes que sirven de guías.

Cummer Museum of Art & Gardens
829 Riverside Avenue
Jacksonville, Florida 32204

Museum of Arts and Sciences (MOAS)

El siglo XX estuvo lleno de revoluciones tecnológicas y sociales que marcaron la historia del mundo. Las producciones artísticas que surgieron de estos cambios son uno de los grandes tesoros que quedan del siglo anterior. El MOAS, recinto con capacidad de hasta 30,000 piezas, hospeda la exposición “Pulled, Pressed and Screened: Important American Prints”, muestra con 51 litografías e impresiones de artistas que durante este periodo se dedicaron a experimentar las artes gráficas y el diseño de una nueva manera. Andy Warhol, Thomas Hart Benton, Grant Wood, Anne Ryan, Milton Avery, Dorothy Dehner, Robert Motherwell, Jasper Johns y Richard Estes son algunos de los nombres que se encuentran en las placas de esta exposición.

352 S Nova Road
Daytona Beach, FL 32114

Wynwood Walls

Hace unos cuantos años el barrio Wynwood de Miami no era más que una zona llena de almacenes gigantes, hasta el 2000, que el empresario Tony Goldman vio en esas bodegas el potencial de ser el nuevo oasis cultural de la capital floridiana. Desde la inauguración en el 2009, Wynwood Walls se ha vuelto el santo grial de los artistas callejeros, con espacios enormes y abiertos, perfectos para esténciles, aerosol y calcomanías. Los artistas de los murales han cambiado a lo largo de los años, pero hay algunos cuantos que gracias a este lugar se han ganado reconocimiento como Aiko, Lady Pink, Maya Hayuk. En estas paredes también han habido obras de artistas mundialmente reconocidos como Cryptik/DaLeast, Alexis Diaz/ Faith47, Swoon, Neuzz, entre muchos otros.

Esta antigua zona de almacenes oxidados se ha convertido en la zona cultural y artística más cool de Miami, con más de 70 galerías y museos, restaurantes y bares.

2214 NW 1st Place
Miami, FL 33127

Festival Digital Graffiti

El lugar en el que la arquitectura, la música, la tecnología y el diseño se unen. Alys Beach es la sede de este festival, que se dedica a juntar a los mejores artistas de los movimientos conocidos como “photon bombing” “guerrilla projection” o “urban projection” para que por una noche, iluminen las icónicas paredes blancas del pueblo al noroeste de Florida, mientras los mejores músicos hacen lo suyo.

Henry B. Plant Museum

Una muy buena manera de leer la historia, es a través de los objetos de otra época. Situado en el antiguo Tampa Bay Hotel, el museo alberga una serie de excéntricos objetos del pasado, que forman parte de la colección de Henry Bradley Plant que, junto con su esposa, recolectó en sus viajes a Europa y Asia en el siglo XIX, así como recuerdos de cuando la ciudad de Tampa fue fundada. Sin duda esta antología de objetos permite una apreciación de tiempos distantes.

401 W. Kennedy Blvd.
Tampa, FL

Historias relacionadas

glamping baja california cuatro cuatros, portada

Viajes

Metáfora de la naturaleza

Por Sofía Viramontes
grafiti ciudad de méxico, portada

Viajes

La ciudad bajo grafiti

Por Guillermo Sánchez Cervantes
San Cristobal de las Casas en alta definición, portada

Viajes

Los altos de colores

Por Mariana Castro