Viceroy Riviera Maya

Viceroy Riviera Maya: Paraíso tropical

El hotel Viceroy Riviera Maya es un acogedor paraíso tropical a pocos minutos en coche de Playa del Carmen, un refugio de la avalancha turística de la zona.

Por Fabrizio Pozo

Una de las mayores virtudes —y tiene muchas— del hotel Viceroy Riviera Maya es la tranquilidad que se respira en sus instalaciones. Desde su imponente recepción, los huéspedes saben que han llegado a un lugar especial: una propiedad que irradia serenidad. El hotel está ubicado en la playa Xcalacoco, en Quintana Roo, a pocos minutos en coche de Playa del Carmen. Se trata de una de las zonas con más demanda de la Rivera Maya y, sin embargo, el Viceroy parece ser un refugio de esta avalancha turística.

La propiedad es también una de las más tradicionales de su entorno. En el pasado le perteneció a otras dos cadenas hoteleras hasta que, hace un poco más de cinco años, fue ad quirida por la prestigiosa marca Viceroy, que es prueba inequívoca de calidad y lujo. El hotel está inmerso en una densa capa de vegetación, que da la impresión de ser una selva tropical. La flora y la fauna son sorprendentes. En algunos de los árboles se pueden apreciar familias de monos que han construido su hogar ahí. También se pueden ver ardillas y mapaches.

Viceroy Riviera Maya 1

Las 60 cabañas que conforman la propiedad no chocan con la belleza natural de su entorno. Al contrario: se mimetizan con él. Si bien las hay de diferentes tamaños, todas cuentan con un jardín privado, una terraza para tomar el sol, una piscina privada y una ducha al aire libre. Si no fuera porque el hotel ofrece tantas opciones, no sería necesario salir de las acogedoras cabañas.

El hotel tienes dos restaurantes que sirven comida mexicana contemporánea, así como un bar que ofrece la más sofisticada opción de coctelería inspirada, sobre todo, en diferentes tipos de tequila y mezcal. También tiene un gimnasio completamente equipado y un gigantesco spa. Éste es, sin duda, uno de los imperdibles del Viceroy Riviera Maya: nada mejor que pasar ahí una tarde relajada y disfrutar de los masajes, tratamientos o rituales inspirados en la cultura maya.

Viceroy Riviera Maya 2

La vista desde el muelle del hotel es inspiradora. Desde ahí se pueden apreciar todas las tonalidades de azul del mar Caribe. E incluso se puede bajar a nadar en un mar de agua cristalina con temperatura ideal.

Finalmente, hay que mencionar uno de los grandes aciertos del Viceroy Riviera Maya: su servicio impecable. Cada uno de los empleados que trabaja en el hotel se esfuerza para que los huéspedes se sientan en casa y nada les falte. Cada uno de ellos, con sincera amabilidad, hace que la propiedad sea un segundo hogar para quien lo visita.

Historias relacionadas

glamping baja california cuatro cuatros, portada

Viajes

Metáfora de la naturaleza

Por Sofía Viramontes
grafiti ciudad de méxico, portada

Viajes

La ciudad bajo grafiti

Por Guillermo Sánchez Cervantes
San Cristobal de las Casas en alta definición, portada

Viajes

Los altos de colores

Por Mariana Castro