Adrián Fernández

Adrián Fernández: Veterano de la velocidad

A sus 52 años, Fernández es un pilar del automovilismo nacional por sus múltiples apariciones en torneos a nivel mundial.

Por Redacción Gatopardo

Adrián Fernández, un veterano de la velocidad con tres décadas de carrera, se enamoró del deporte motor tras competir junto com sus tíos, Santiago y José Fernández, en las 24 horas de México, con un vocho amarillo en 1981. Desde entonces, el piloto se propuso dar el salto a los seriales internacionales. “Para crecer y destacar, sabía que tenía que salirme de México y representarlo en otros países. Es la única manera en la que puedes crecer, desarrollarte y aprender más y mejor, porque estás con los pilotos más competitivos.”

A sus 52 años, Fernández es un pilar del automovilismo nacional por sus múltiples apariciones en torneos a nivel mundial, entre la que destaca su victoria en la American Le Mans Series, en 2009, su segundo lugar en las 24 horas de Le Mans, en 2007, y su participación en la IndyCar Series. Actualmente, conduce un Mercedes-Benz S63 AMG, y señala que uno de sus autos favoritos es el Mercedes-Benz 300 SL Roadster 1957-1963. Su piloto favorito es Ayrton Senna. “Fue mi inspiración e ídolo por su forma de manejo tan precisa y consistente, y la manera fría de calcular y llegar al límite fue siempre lo que me llamaba la atención.”

En 2016, Fernández recibió un homenaje en la pista donde corrió sus primeras carreras: la curva 12 del Autódromo Hermanos Rodríguez fue nombrada en su honor. A pesar de haberse alejado de las pistas, disfruta de compartir su experiencia y conocimiento con pilotos emergentes. “Me gusta seguir involucrado en el automovilismo y devolver un poco de lo que México me ha dado.”

adrián fernández int

Historias relacionadas

ingenieros mexico ford, portada

Personajes Autos

Compromiso con la innovación

Por Alejandra González Romo
Vehículos autónomos audi, portada

Personajes Autos

Audi y la conducción autónoma

Por Teresa Cristo
Programa Responsabilidad Comunitaria Portada

Personajes Autos

Responsabilidad comunitaria

Por Alejandra González Romo