Programa Responsabilidad Comunitaria Portada

Responsabilidad comunitaria

Hace siete años, General Motors de México creó el programa de Responsabilidad Social que busca colaborar en temas de medio ambiente, educación de calidad y apoyo a comunidades. Una manera de consolidarse en el país.

Por Alejandra González Romo

Lo que más enorgullece a Teresa Cid de trabajar en General Motors de México es el equipo que conforma la empresa. Ahí, donde se desempeña como directora de Comunicación y Relaciones Públicas, se ha encontrado con un entusiasmo que va desde los directores de la compañía hasta el último miembro de sus líneas de producción y ensamblaje.

Entre otras cosas, Cid, que ha trabajado para esta empresa durante diez años, creó hace siete el programa de Responsabilidad Social, con tres principales ejes: medio ambiente, educación de calidad y apoyo a las comunidades. Si bien ya se hacían esfuerzos en este sentido en varios de los estados donde trabaja General Motors, fue ella quien estructuró la estrategia para volverlo más sólido y eficaz.

GM interior

Teresa Cid

En el rubro de medio ambiente, la empresa se compromete a reutilizar 44% del agua que utiliza y a involucrarse en programas de reforestación, que no terminan con plantar nuevos árboles, sino que monitorean su crecimiento. El año pasado, la empresa sembró poco más de tres mil árboles y este 2017 muy probablemente serán más. De la mano con estos esfuerzos están los lanzamientos de sus autos eléctricos Bolt y Chevrolet Volt EV.

“En apoyo a la educación nos hemos esforzado por promover temas de ciencia y tecnología entre los alumnos de preparatoria”, dice Cid desde las oficinas de General Motors en la colonia Granada de la Ciudad de México. “Apoyamos, junto con nuestros ingenieros, un concurso internacional de robótica, donde el reto es que estos jóvenes aprendan a construir un robot con ciertas características en pocas semanas.” Además, General Motors de México recibe en su programa de becarios a alrededor de 450 alumnos al año, de los cuales un 10 % logra incorporarse a su fuerza laboral.

En el rubro de apoyo a la comunidad, uno de sus programas centrales es la Brigada Cheyenne. Sus ya célebres pick-ups Cheyenne viajan a zonas en necesidad para apoyar en el traslado de víveres y materiales de construcción tras desastres naturales. “El año pasado beneficiamos a más de cincuenta mil personas, y a lo largo de estos siete años vamos por más de medio millón”, dice Cid. Tras los hechos recientes, la brigada Cheyenne ha sido clave para apoyar a grupos de rescatistas como SOS y la Cruz Roja en lugares como Morelos, Oaxaca y la Ciudad de México, que fueron muy afectados por los terremotos de septiembre.

“Otro de nuestros esfuerzos de apoyo a la comunidad es concientizar a la gente para la detección oportuna del cáncer de mama. Tenemos una alianza con Fundación Cimab, a la que hemos donado 1.8 millones de pesos a lo largo de seis años”, dice Cid. “Nuestro donativo ayuda a la fundación a trabajar en comunidades marginadas donde ni la información ni la atención médica llegan con facilidad, para educar a las mujeres en este tema y apoyar en su tratamiento a aquellas que son diagnosticadas con la enfermedad.” Por su parte, la fundación visita las distintas plantas de General Motors para capacitar a sus empleados y empleadas, y que esta información llegue a sus familias.

Además, mediante un programa de donaciones vía nómina, los empleados de General Motors pueden donar desde diez pesos al mes o a la quincena, de forma automática, al organismo Fondo Unido. Con este programa se han logrado juntar alrededor de tres millones de pesos por año que se destinan a distintas causas vinculadas a la educación de niños y jóvenes en varios estados del país.

Al interior de la empresa, General Motors se esfuerza por aumentar el número de mujeres y personas con discapacidad que trabajan ahí, y también hacen programas para concientizar a sus empleados en temas relacionados con la comunidad lgbt. La finalidad es promover la diversidad, el respeto y la inclusión.

General Motors tiene más de ochenta años operando en México, emplea a más de 16 000 personas y cuenta con cuatro complejos de manufactura en la república, además de un Centro Regional de Ingeniería, donde trabajan, en promedio, setecientos ingenieros mexicanos. “Por eso y otras cosas, somos la compañía automotriz más admirada en México”, concluye Cid.

 

Regresa al home de Autos Gatopardo

Historias relacionadas

ingenieros mexico ford, portada

Personajes Autos

Compromiso con la innovación

Por Alejandra González Romo
Vehículos autónomos audi, portada

Personajes Autos

Audi y la conducción autónoma

Por Teresa Cristo
CEO VW portada

Personajes Autos

Volkswagen en el corazón de México

Por Redacción Gatopardo