Ben Anderson periodismo de guerra, portada

Ben Anderson, periodismo de guerra en Tag CDMX

El periodista de guerra Ben Anderson compartió su experiencia como corresponsal en zonas de conflicto durante la 5ª edición de Tag CDMX.

Por Regina Sienra

Ben Anderson ha capturado los conflictos bélicos en países en desarrollo con una mirada singular. Este periodista británico, ganador del Foreign Press Award, es conocido por su trabajo documental para la BBC y Vice, para quienes ha creado piezas sobre Afganistán, Iraq, El Salvador, Siria y Corea del Norte. Anderson participó en la quinta edición de Tag CDMX, donde compartió sus impresiones sobre el lado humano de la corresponsalía de guerra y su experiencia como reportero en zonas de combate.

Anderson inició su carrera en el periodismo cuando empezó a leer sobre hostilidades en lugares como Palestina o Timor Oriental. “No podía creer que esto no apareciera en la primera plana, que la gente no hablara de esto todo el tiempo”, dijo en su conferencia. El primer conflicto que cubrió fue la guerra civil en Liberia. Su filmografía incluye el documental This Is What Winning Looks Like (2013) y la serie Presente imperfecto de Vice (2014-2017).

Ben Anderson periodismo de guerra, int1

Ben Anderson en conferencia. Fotografía: Tag CDMX.

“[Ser corresponsal de guerra] no es glamoroso”, dijo Anderson. “La gente dice que es emocionante, pero no lo es. Estás en situaciones donde podrías perder una extremidad o ser secuestrado. Eres testigo de muchísimo sufrimiento”. Para él, es muy importante contar con una organización de renombre detrás cuando se está haciendo periodismo desde zonas de conflicto por si algo sale mal, ya sea poder proveer servicio médico o contar con recursos para escapar en el peor de los escenarios.

El periodista señala que la cobertura hecha por los grandes consorcios mediáticos apenas araña la superficie de los problemas, si es que el tema recibe atención del todo. “Me parece que los periodistas de medios impresos aún hacen un trabajo increíble”, afirmó Anderson. “La televisión, en particular la estadounidense, está obsesionada con el programa en vivo. Cuando algo grande sucede en Siria, hacen un enlace en vivo con su corresponsal en Beirut, en otro país, sólo para decir ‘tenemos a alguien en vivo en el Medio Oriente’, pero esa persona nunca saldrá de su hotel cinco estrellas”.

Ben Anderson periodismo de guerra, int2

Fotografía: YouTube.

Para Anderson, sólo la experiencia permite entender las adversidades de cubrir una guerra, pero recomienda a aquellos que apenas están por insertarse en ese mundo buscar qué contar a una distancia segura del frente. “Se podría pensar que conseguir pietaje del enfrentamiento es lo más importante y vale la pena el riesgo, pero se puede ver qué pasa a un kilómetro o dos distancia. A veces las historias más importantes suceden ahí, no hay que obsesionarse demasiado con la violencia”, dijo el periodista en entrevista para Gatopardo.

Anderson siempre deseó ser escritor, y ha publicado dos libros sobre la guerra en Afganistán. Sin embargo, eligió el camino audiovisual por su alcance. “Creo que los libros tienen más impacto que nada, y pueden cambiar la vida de alguien, pero un documental con el pietaje necesario y que cuente bien la historia es uno de los medios más poderosos y es fácil de distribuir, pues después de estar en HBO es subido a YouTube, por lo que creo que es más fácil llevar el mensaje. Además, el periodista considera que una cámara con video y audio de la acción es el mejor cuaderno de notas para un reportero de guerra.

Ben Anderson periodismo de guerra, int3

Fotografía: Tag CDMX.

“La gente me dice que soy valiente porque voy a zonas de conflicto, pero yo llego a un país diferente y luego me voy”, por ello, Anderson admira mucho el trabajo de los periodistas mexicanos que cubren la guerra contra el narcotráfico. “Ser periodista aquí, donde lo que sea que estés cubriendo sabe dónde vives, significa que no hay escapatoria”, y hace la comparación con Estados Unidos y Canadá o Europa, donde el mayor riesgo es la crítica. “Hacer periodismo ahí es muy fácil. Tu vida nunca está en peligro”.

Anderson señala que a veces lo más difícil es poner una cámara delante de las personas afectadas por la guerra, sean del bando que sean, civiles y militares por igual. Sin embargo, ha descubierto que la gente desea contar sus historias, pues quieren que el mundo sepa lo difícil que estar en medio del combate. “Se sienten felices y agradecidos de poder hablar y que alguien los escuche”, concluye.

Sigue a Ben Anderson en Twitter.

También podría interesarte:
La guerra desde los ojos del soldado.
Jorge Ramos, el reportero desafiante.

Historias relacionadas

peor sismo méxico 2017, portada

Actualidad

México vivió su peor sismo en 85 años

Por Redacción Gatopardo
Plataforma Ayotzinapa, portada

Actualidad

Plataforma Ayotzinapa: Un mapa de la injusticia

Por Redacción Gatopardo