terapia física sismo méxico, portada

Terapia ocupacional tras el sismo: “Cuidar de ti para poder dar más”

Terapeutas ocupacionales cuidan la salud física de rescatistas y voluntarios tras el sismo del 19 de septiembre.

Por Marcela Vargas

A la una de la tarde del 19 de septiembre de 2017, Danae S. paseaba a Maggie, su Schnauzer, por la Alameda Norte. Era su día de descanso y en lugar de estar con sus pacientes, esta terapeuta ocupacional tomaba un respiro en un parque público cercano a su casa. A la 1:14 todo cambió. El piso se movió y Maggie se trepó hasta sus hombros, asustada. “Los edificios de la unidad aledaña empezaron a sonar”, cuenta en entrevista con Gatopardo. “Me quité el audífono que traía puesto, empezó lo más fuerte del temblor y empezó a sonar la alarma sísmica”.

Ese martes, un sismo de 7.1 grados Richter con epicentro en el límite estatal entre Puebla y Morelos golpeó al centro de México. Desde el primer momento, cientos de personas corrieron a auxiliar a quienes quedaron atrapados bajo los escombros de los edificios derrumbados en la Ciudad de México. Hasta el 25 de septiembre, la suma de víctimas mortales alcanzaba 325 personas: 186 en la Ciudad de México, 74 en Morelos, 45 en Puebla, 13 en el Estado de México, seis en Guerrero y una en Oaxaca.

cómo ayudar sismo 19 de septiembre México, int1

Edificio colapsado en Gabriel Mancera y Escocia. 19 de septiembre de 2017. Fotografía: Marcela Vargas.

Este sismo puso a prueba la unión de los mexicanos y tanto en redes sociales como en medios de comunicación se ven desde hace seis días muestras de solidaridad, apoyo y buena voluntad en las tareas de búsqueda y rescate, así como en beneficio de los damnificados de las entidades afectadas. Miles de voluntarios se han reunido para mover escombro, juntar víveres y repartirlos, establecer albergues, alimentar a afectados y brigadistas, entre decenas de otras tareas menos obvias pero igual de necesarias. Danae se encarga de una de estas últimas.

Licenciada en Terapia Ocupacional por el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), Danae es una de las terapeutas que de manera gratuita cuidan la salud física de afectados, voluntarios y rescatistas para que puedan seguir con su labor sin lastimarse seriamente. Tras ponerse a salvo el 19 de septiembre, la joven de 30 años decidió hacer lo que estuviera en su poder para ayudar a resolver la situación. “Antes de unirme a mis compañeros terapeutas me acerqué a la zona de Lindavista y pedían hielo y suero para los rescatistas y fue con lo que apoyé”.

terapia física sismo méxico, int3

Centro de Acopio en Lindavista tras el sismo del 19 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México. Fotografía: Danae S.

Ante la dificultad de entrar a las zonas de desastre, la iniciativa de estos terapeutas ocupacionales los llevó, entre otros sitios, al albergue del Deportivo Cuauhtémoc, en la colonia Buenavista. “Lo peor que podemos hacer es arriesgarnos y hacer más tráfico, así que lo más importante para mí era ayudar en un sitio de fácil acceso y cerca de mi hogar”, cuenta Danae, quien desde el 20 de septiembre ha atendido de todo –incluidas curaciones menores por cortadas y raspaduras–, en una rotación de turnos de seis horas con sus colegas. “No conté cuántas personas hemos atendido, yo creo que fácil eran 20 por día. Las lesiones más frecuentes han sido: en rescatistas, lesiones de hombro; en voluntarios, lumbalgias por cargar los víveres; y entre los afectados principalmente eran niños con torceduras de tobillo y golpes ligeros”.

terapia física sismo méxico, int4

Miembros de las Fuerzas Armadas de México frente a los escombros del Colegio Enrique Rébsamen, tras el sismo del 19 de septiembre de 2017. Fotografía de Mitchell C. Alcántara*

Sonriente y con una mirada alegre ante la adversidad, esta terapeuta refleja la vocación de servicio y asistencia que requiere su profesión. “Siempre he tenido la necesidad de ayudar a los demás. Ver que alguien necesita algo que ya tengo o puedo ofrecerle, me mueve a hacerlo. No he querido ir a ver los derrumbes porque eso me hace sentir impotencia. Prefiero ayudar y brindar mis conocimientos a quienes lo necesitan en ese momento”.

Como profesional de la salud física, para Danae es importante ayudar a los rescatistas y voluntarios que arriesgan su propio cuerpo en situaciones de emergencia como ésta. “No es solo lo físico, es un apoyo emocional. Es una forma de agradecerles”. Sin embargo, a los miles de héroes que se turnan para ayudar les recomienda que se cuiden: “Si sufres de alguna lesión en espalda, rodillas o cuello, no te arriesgues: ya hay suficientes lesionados. Lo mejor que puedes hacer si vas a ayudar es usar faja –como la de los cargadores de los camiones de refresco–, usar todo el material de protección que te indiquen –guantes, casco y botas– y salvaguardar tu integridad para poder seguir ayudando. Cuidar de ti para poder dar más”.

* * *

También te recomendamos:

¿Cómo ayudar después del sismo del 19 de septiembre?
Indispensables en caso de emergencia.

*Fotografía de Mitchell C. Alcántara / Licencia CC BY-NC-SA 2.0 / Original disponible en Flickr.

Historias relacionadas

activismo contra la violencia de género, portada

Actualidad

16 días de activismo contra la violencia de género

Por Redacción Gatopardo