Editorial 169

Gael García y Dilma Rousseff en esta edición.

Por Felipe Restrepo Pombo / Fotografía Yvonne Venegas

Hace unos meses, durante el festival de la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano en Medellín, Leila Guerriero me comentó una idea que tenía hace tiempo. Leila, una de las mejores cronistas de nuestra lengua y la editora para Latinoamérica de Gatopardo, me propuso publicar en la revista un especial de perfiles de presidentes de nuestro continente. Me pareció un proyecto brillante y, durante las siguientes semanas, estuvimos afinando los lineamientos. Y ahora, en esta edición, le damos inicio al especial que hemos bautizado Los presidentes: Latinoamérica vista a través de sus mandatarios. La idea, justamente, es contar la actualidad de nuestros países a partir de retratos extensos y muy personales de los hombres y mujeres que detentan el máximo poder político en la región.

El primer capítulo de este especial no podría ser mejor. Comenzamos con pie derecho: uno de nuestro colaboradores más queridos, Arturo Lezcano, entregó un magnífico perfil de Dilma Rousseff. En su texto, Arturo explora todas las facetas de la vida de la presidente de Brasil: desde sus inicios revolucionarios, pasando por su espectacular ascenso en la política nacional y terminando con la actual crisis política que atraviesa su gobierno. El perfil relata con precisión —y desde las voces de muchas personas cercanas a la mandataria— cómo Rousseff es una sobreviviente. Ella ha sabido afrontar las dificultades de su vida —públicas y privadas— con una fuerza impensada. El perfil conclu
ye con una nota premonitoria: la dama de hierro brasileña saldrá victoriosa de la tormenta que enfrenta por estos días.

Este mes también publicamos otra historia que protagonizan sobrevivientes. Pero se trata de los habitantes de varias poblaciones del norte de Argentina, en particular de una población llamada Avia Terai, afectados gravemente por las fumigaciones con agroquímicos a las plantaciones de soja. En medio de esta tragedia se encuentra Aixa Ponce, una niña que nació con su cuerpo plagado de manchas negras y tumores. La enfermedad de Aixa ha hecho que los medios pongan sus ojos sobre esta parte del mundo. Y si bien las organizaciones internacionales de salud han demostrado las repercusiones directas que las fumigaciones tienen sobre la salud de las personas, nadie parece hacer nada. La historia que narra Soledad Barruti —acompañada de unas conmovedoras imágenes de Marco Vernaschi— debería contribuir a que se detengan las fumigaciones y a que miles de inocentes dejen de pagar con su salud y sus vidas por la voraz ambición de los grandes conglomerados agroindustriales.

Es un deleite, siempre, leer a Alma Guillermoprieto. Y algunas de sus piezas más disfrutables son las que tienen que ver con una de sus grandes pasiones: la música. Por eso publicamos este mes un extracto de su nuevo libro, Los placeres y los días (Almadía), en el que hace una brillante visita a los ritmos cubanos. A partir de su descubrimiento de Buena Vista Social Club, Alma cuenta —con su ritmo característico— cómo la música es una parte fundamental de la vida de los habitantes de la isla.

Por último, tenemos en portada a un querido amigo de esta casa: Gael García. El actor mexicano llega a las páginas de Gatopardo por cuarta vez, pero lleno de cosas nuevas por contar. Mónica Yemayel lo entrevistó en Buenos Aires e Yvonne Venegas lo retrató en Los Ángeles: una prueba más de su alma migrante. Todo esto ocurrió poco después de su triunfo en los Globos de Oro por su actuación en la serie Mozart in the Jungle, y justo antes del estreno en México de Desierto, la nueva película de Jonás Cuarón, que protagoniza. Gael, con la sinceridad que lo caracteriza, habló sobre el triunfo mexicano en Hollywood, sobre su familia y cómo, a pesar de todo, siempre buscar regresar a su país.

GaelPortada

Historias relacionadas

No - 169 Marzo 2016

La lucha contra el glifosato

Por Marco Vernaschi

No - 169 Marzo 2016

Las manchas de la fumigación

Por Soledad Barruti

No - 169 Marzo 2016

Los placeres y los días

Por Alma Guillermoprieto