Expedición en perspectiva

El fotógrafo Eniac Martínez recorre el país buscando generar una discusión en torno a los ríos en México. El resultado es esta exposición inquietante.

Por Alejandra González Romo / Fotografía Paulina Figueroa

Eniac Martínez (Ciudad de México, 1959) estudió música y pintura antes de convertirse en fotógrafo. En 1980 vivía en Cuba y estudiaba en el Instituto Superior de Arte de La Habana. Pasaba más de seis horas al día practicando guitarra, y había logrado consolidar un buen repertorio de música latinoamericana. Justo entonces, más de diez mil cubanos habían tomado la embajada de Perú en Cuba pidiendo asilo, antes de lograr salir de la isla desde el Puerto Mariel. Era un momento de efervescencia política y social, y Martínez sentía que se lo estaba perdiendo todo.

Por algunos años cambió la música por la pintura, pero la sensación de encierro era la misma. De regreso en México, la fotografía lo llevó a recorrer el país entero, a mirar, siendo parte de. Y terminó sus estudios en el International Center of Photography de Nueva York. En su primer proyecto fotográfico documentó en blanco y negro la mixteca oaxaqueña en un viaje que lo llevó hasta San Francisco para retratar de principio a fin la ruta migratoria de los oaxaqueños. La misión tomó varios años y el resultado es su libro Mixtecos: Norte/Sur, para el Instituto Nacional Indigenista. Su segundo proyecto fue aún más ambicioso. Junto con Francisco Mata rodeó México retratando en blanco y negro, y en formato panorámico, toda la línea costera del país con una cámara Pix Panorama de plástico, que le costó diez dólares y aún conserva. Esta vez, el libro y exhibición se llamó Litorales. En un tercer, y no menos largo viaje, retrató el Camino Real de Tierra Adentro, una ruta comercial de más de 2,500 kilómetros, que se utilizó desde la Colonia hasta el siglo XIX, y que va desde la Ciudad de México hasta Santa Fe, Nuevo México, en Estados Unidos, sumando a su portafolio cientos de rostros, paisajes y realidades.

"Río Santiago", 2011. El Salto, Jalisco.

“Río Santiago”, 2011. El Salto, Jalisco.

Actualmente y hasta julio de este año, el Centro de la Imagen exhibe evidencia de su más reciente expedición: “Ríos”. Se trata de una serie de 93 fotografías que analizan, entre contrastantes puntos de vista, la relación que la humanidad tiene con el agua. Históricamente los ríos han sido centros de civilizaciones completas, son fuentes de vida, puntos de reunión, medios de transporte, protagonistas de rituales, tradiciones, fiestas, y  guerras, además de víctimas de la contaminación.

Las imágenes de Eniac Martínez en esta exposición, que por primera vez exhibe una mezcla de imágenes a color, blanco y negro y en diversos formatos, podrían dividirse en tres categorías: lo que el hombre le hace al agua, lo que el agua le hace al hombre, y aquellas en las que ambos conviven en armonía, aparentemente. En las primeras salas se camina entre imágenes de familias y comunidades enteras disfrutando de sus ríos en tono celebratorio, contemplativo y hasta solemne. Pero más adelante, en las salas centrales, no aparece ninguna persona. De un lado, hay imágenes casi abstractas, de perspectiva engañosa, pero que vistas de cerca, revelan la contaminación del agua llevada al extremo: manchas multicolor de derrames petroleros, tomas aéreas de ríos que se secaron casi por completo, o adoptaron ese tono verde brillante tan característico de los deshechos tóxicos.

Seis fotografías forman una gran panorámica de basura estancada vista muy, muy de cerca, y una serie más muestra los enormes cuerpos de espuma que vuelan y flotan sobre el Río Santiago, en Jalisco, donde la contaminación es tal que hace poco tiempo un niño que cayó al agua no murió ahogado sino envenenado. También se exhiben resquicios de vida urbana, tras el paso de arrolladoras inundaciones y desbordamientos, donde los ríos parecen tomar venganza. Hay grandes construcciones que la fuerza del agua arrastró hasta destruirlas, autos atascados hasta las ventanillas, y enormes socavones en carreteras desiertas y consecuentemente inservibles.

“Me interesan los trabajos en los que el tema está arriba del fotógrafo y no el fotógrafo arriba del tema,” dice Eniac Martínez. “Quiero que se genere una discusión en torno a los cauces de agua en México. Si mis imágenes pueden despertar una pregunta y una reflexión, creo que estoy en el camino correcto.” Aún no sabe cuál será su siguiente viaje.

Ríos
Centro de la Imagen
Hasta el 10 de julio, 2016.

Historias relacionadas

bienal de arte huichol, portada

Arte

Primera Bienal de Arte Huichol en la CDMX

Por Redacción Gatopardo
david bowie starman cuatro caminos, portada

Arte

El hombre que capturó a David Bowie

Por Andrés Olascoaga