Livia Corona en Parque Galería

Livia Corona y el retrato de lo que no fue

“Nadie sabe, nadie supo” es la nueva exhibición de Livia Corona en Parque Galería, inaugurada durante Gallery Weekend.

Por Maureen Cruz Flores

El Gallery Weekend volvió este año a la Ciudad de México, con 40 exposiciones y obra de 74 artistas. Como parte del programa, la artista Livia Corona Benjamín regresó a las galerías con su primera exhibición individual, en Parque Galería. La resignificacion es el tema que aborda con “Nadie sabe, nadie supo”. La artista continúa con la serie Infinit Rewrite –integrada por un vídeo y 21 fotogramas–, en la que utiliza la luz a modo de pigmento para conseguir una serie de obras que retratan las construcciones cónicas, utilizadas como “graneros del pueblo”, de la extinta Compañía Nacional de Subsistencias Populares (CONASUPO).

Livia realizó un recorrido para capturar las estructuras arquitectónicas, que en su momento fueron edificadas por los propios ejidatarios y campesinos basados en un único plano del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, por lo que la apariencia final de los silos es una suerte de infinitas interpretaciones y adaptaciones; cada una determinada por el material local y la aptitud de la mano de obra disponible en la región.

La resignificación de estos espacios arquitectónicos juega un papel importante en la vida de las personas que viven cerca de ellos. Estos silos cónicos han pasado de ser una iniciativa de apoyo a casa, escuelas, bodegas o colecciones. “La obra refleja el nuevo propósito de los silos en el campo. No hay vista atrás. Es un poco de aprendizaje y ver qué se puede de esto, y cómo se puede hablar con esto”, comentó la artista en entrevista con Gatopardo.

Corona dejó claro que no es una crítica, sino una apropiación del objeto y del medio por el cual se expresa. De ahí que la apuesta estética de la artista sea también adoptar el cambio. “Hay un reconocimiento de cómo la fotografía, aunque la hagas análoga, si acaba en la red, ya se vuelve binaria. Se vuelve un algoritmo, es una forma de exagerar ese algoritmo y de una vez ya dárselo a la red recortado en cuadritos”, dijo Livia Corona.

La artista expresó su interés por las consecuencias de iniciativas de administración publica dentro del Gobierno. “La idea de la singularidad como uso de la iniciativa gubernamental, pensando en que con un sólo tipo de injerto arquitectónico se va a solucionar algo”. Igualmente, Livia Corona encuentra un paralelo entre este y su proyecto “Dos Millones de Casas para México”. “Creo que encuentro un paralelo entre esto y entre el gesto de la iniciativa de vivienda pública, de darle a la gente su nueva casa, de interés social, cuando es solamente el cascaron, que representa un estilo de vida, pero sin proveer la infraestructura requerida”, concluyó Corona.

En esta muestra, Livia Corona retrata a la comunidad cambiante, una comunidad que se adapta y utiliza una técnica tradicional para alcanzar una estética mecánica.

“Nadie sabe, nadie supo”
Livia Corona
Desde el 23 de septiembre
Parque Galería
Puebla 170, Roma Norte
facebook.com/parquegaleria/

Historias relacionadas

teotihuacan los angeles, portada

Arte

Teotihuacán llega a Los Ángeles, California

Por Redacción Gatopardo