Christodolous Panayiotou Casa Luis Barragán, portada

Mármol Rosa: Christodolous Panayiotou en la Casa Luis Barragán

El artista chipriota Christodolous Panayiotou intervino la Casa Luis Barragán con la muestra Mármol Rosa.

Por Sofía Viramontes / Fotografía Cortesía Estancia FEMSA

El artista chipriota Christodolous Panayiotou replanteó al arquitecto Luis Barragán para enaltecer los discursos que los objetos tienen dentro de la vida de una persona. Mármol Rosa es la transacción de la presencia y ausencia de Barragán dentro de su propia casa.

Cuando murió Luis Barragán en 1988, su casa se convirtió en un espacio de contemplación e inspiración para los amantes del arte y la arquitectura. En el 2004 la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad por ser uno de los espacios arquitectónicos más trascendentales de distintas disciplinas a nivel internacional.

Las casas tienen el poder de albergar la personalidad de sus habitantes. Los objetos hacen una alegoría entre el humano y el material, que deja de ser simplemente una cosa para convertirse en una extensión de la persona. Son discursos e historias. Luis Barragán se nutrió constantemente al estudiar las culturas del norte de África, la América virreinal y los grupos pobladores del México Precolombino, y su casa hace espejo a estas influencias.

Christodolous Panayiotou Casa Luis Barragán, int1

Christodolous Panayiotou se propuso recontextualizar lo que los objetos que conforman este Patrimonio representan. En una casa tan icónica, mover las cosas dice mucho. Al cambiar y resignificar los elementos personales y domésticos de Barragán, Panayiotou hace discursos políticos, sociales y antropológicos.

Panayiotou se formó en coreografía y antropología, por lo que no sorprende que Mármol Rosa se trate de estructuras y discursos, pasos, cambios, métrica y ritmo. Cada uno de los objetos que ha sido intercambiado o sobrepuesto tiene una razón de estar y se incorpora de manera orgánica al resto de la casa. Estancia FEMSA y Casa Luis Barragán le abrieron las puertas a este renombrado artista contemporáneo para encontrar las narrativas que se esconden en los objetos cotidianos.

Se puede, prácticamente, jugar a encontrar las diferencias. Los elementos seleccionados por Panayiotou mantienen las tonalidades, el ritmo que tiene la casa, pero al intercambiarlo el artista hace discursos sutiles de política, como la sustitución de una ventana por vidrio rosa –color omitido de la bandera del movimiento gay por la escasez de material textil de ese tono en Estados Unidos cuando se fabricó para el desfile del Orgullo Gay en 1979–, que habla de la importancia de la economía en los movimientos sociales.

Christodolous Panayiotou Casa Luis Barragán, int3

El nombre Mármol Rosa enfatiza las connotaciones simbólicas de los materiales. Hay tres piezas hechas con este tipo de mármol, y con ellas se discursa sobre la economía de la materia prima –en la que un pequeño defecto vuelve al material inutilizable– o el significado de las marcas en la piedra.

Las piezas que fueron sustituidas o movidas están en el estudio, transformado en un híbrido entre galería y bodega. Los objetos que ya estaban completamente inmersos en la casa del arquitecto resurgen para que el espectador pueda verlas una vez más, y replantearse la importancia que los objetos tienen en las habitaciones.

En trece piezas, el artista de Chipre logra hacer una compleja transacción con múltiples discursos tanto en la ausencia como en la presencia de los objetos que Luis Barragán mantuvo en su hogar por años.

Christodolous Panayiotou Casa Luis Barragán, int3

Mármol Rosa
Del 4 de junio al 27 de agosto
Casa Luis Barragán
Gobernador Melchor Múzquiz 15-505, San Miguel Chapultepec
estanciafemsa.mx

Historias relacionadas

teotihuacan los angeles, portada

Arte

Teotihuacán llega a Los Ángeles, California

Por Redacción Gatopardo
merienda del señor verde munal, portada

Arte

El señor Verde en el MUNAL

Por Sandrine Ortega