Portada Toulouse-Lautrec

Toulouse-Lautrec, fiel compañero del festejo

El Museo del Palacio de Bellas Artes presenta “El París de Toulouse-Lautrec”, esencia del festejo interminable de la Ciudad de la Luz.

Por Maureen Cruz Flores / Ilustración Cortesía del Museo del Palacio de Bellas Artes

En un París inquieto, donde el glamour celebra la vida moderna de los ciudadanos, donde las estrellas resplandecían, donde las damas desbordaban belleza y estilo y los hombres se valían de sus habilidades para pasar acompañados la noche, ahí Henri de Toulouse-Lautrec hizo su nombre. En La Belle Époque, a finales del siglo XIX, Toulouse-Lautrec captó la esencia de una festejo interminable, inmortalizó sitios emblemáticos como el Moulin Rouge y adoró a personajes como la bailarina de can-can Jane Avril.

La Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y el Museo del Palacio de Bellas Artes, presenta la exhibición “El París de Toulouse-Lautrec”. Impresos y carteles exploran las pasiones de Henri de Toulouse-Lautrec, reflejadas en más de cien obras pertenecientes a la colección del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA). Miguel Fernández Félix, director del Museo del Palacio de Bellas Artes, comentó en la presentación de la exposición a los medios que contará con el primer cartel realizado por Toulouse-Lautrec, Moulin Rouge, recientemente adquirida por el MoMA.

La payasa en el Moulin Rouge

“La payasa en el Moulin Rouge”, 1897. Museo de Arte Moderno de Nueva York. Donación de Abby Aldrich Rockefeller.

En  las obras podremos ver el predominio de las figuras por encima del paisaje, como apuntó Christian Rattemeyer, curador asociado en el departamento de dibujos y grabados del MoMA, en la obra Moulin Rouge. Asimismo, apuntó la importancia de las figuras representadas en las obras: “Todos los personajes que están retratados en sus impresos o carteles no son arquetipos, sino personajes reconocidos. Son amigos, amantes, confidentes, colegas.”

“El París de Toulouse-Lautrec” está dividida en seis núcleos temáticos:

Vida y litografía, contextualiza mediante algunas fotografías y carteles los lugares en lo que el artista se desarrolló como impresor. Resalta su tránsito por Montmartre, barrio en la periferia de París en el solían refugiarse criminales, prostitutas, artistas y bohemios.

El café concert, expone la inmensa libertad e inspiración que Toulouse-Lautrec encontró en sus visitas nocturnas a los teatros, circos, óperas y café-concerts. El creador francés dio fama a estos lugares y a diversos artistas gracias a sus carteles, y, a su vez, este trabajo fue el que lo llevó a su mayor éxito.

En el escenario ofrece las visiones que tuvo el artista por sus personajes dentro y fuera del espectáculo. En varias de estas imágenes plasmó su interés en los grabados en madera japoneses del siglo XVIII. En ellas se puede apreciar la adopción de paletas de colores secundarios, diagonales aglutinadas, espacios aplanados y líneas simples características del ukiyo-e, así como su firma realizada con estilo japonés.

"Jane Avril" Toulouse-Lautrec

“Jane Avril”, 1893. Museo de Arte Moderno de Nueva York. Donación de A. Conger Goodyear, 1954.

Femmes, Filles, Elles muestra donde se presentan retratos de empleados, cortesanas, artistas y hasta prostitutas a las que pagaba para que modelaran para él.

Los placeres de París parte del encanto que Toulouse-Lautrec encontró en la también conocida como Ciudad de la Luz, ya fuera en su estudio, sus impresores y editores, sus amigos, su querida vida nocturna o sus musas.

Círculos creativos revela las relaciones que Toulouse-Lautrec tuvo con autores, editores, compositores y dramaturgos, quienes le encargaron la promoción de su obra. Ilustró partituras musicales, colaboró para la prensa popular y diseñó los programas de varias compañías de teatro.

Igualmente, para ampliar la experiencia de los visitantes, se presentará un programa de actividades paralelas conformado por pláticas con expertos y visitas guiadas a las 13:30 y 15:30 de martes a domingo.

La exposición estará hasta el 27 de noviembre en las salas Justino Fernández y Paul Westheim del Museo del Palacio de Bellas Artes.

"Divan Japonais" Toulouse-Lautrec

“Divan Japonais”, 1893. Museo de Arte Moderno de Nueva York. Donación de Abby Aldrich Rockefeller, 1949.

El París de Toulouse-Lautrec
Del 11 de agosto al 27 de noviembre
Museo del Palacio de Bellas Artes
museopalaciodebellasartes.gob.mx

Historias relacionadas

teotihuacan los angeles, portada

Arte

Teotihuacán llega a Los Ángeles, California

Por Redacción Gatopardo
merienda del señor verde munal, portada

Arte

El señor Verde en el MUNAL

Por Sandrine Ortega