Walid Raad reimagina la historia

Llega al Museo Jumex la exposición más grande de Walid Raad, conocido por crear historias ficticias pero reveladoras sobre la realidad política de Líbano.

Por Roberto García Hernández

Resulta inevitable que se cuestione con qué registros se conforma la Historia, y cuán fidedignos son. No obstante, Walid Raad (Líbano, 1967) tiene una idea distinta. Qué pasaría si con la imaginación se pudiera contar historias nuevas que corran a la par de la oficial, y que brinde una mirada capaz de distinguir su constante e inacabada construcción. Éste es el propósito de su exposición homónima, la más grande que se haya montado, curada por Eva Respini.

En más de cien fotografías, videos y esculturas se muestran dos grandes series: The Atlas Group (1989-2004), proyecto que registra la historia contemporánea de Líbano, y Rascar sobre cosas de las que podría renegar (2007 a la fecha), una exploración a la infraestructura del arte árabe. Ambas formulan cómo se experimenta, documenta y crea la Historia y, sobre todo, cómo generar otros relatos al margen de los grandes hechos históricos.

The Atlas Group propone una serie de documentos atribuidos a personajes ficticios como registros reales de la guerra civil que sufrió Líbano entre 1975 y 1991. Las obras no exponen la cruenta realidad del conflicto, sino sus estragos. Un ejemplo es la serie Mi cuello es más delgado que un pelo (1996-2001), que presenta fotografías de motores de coches bomba utilizados durante la guerra que, según Raad, los periodistas de la época competían por hallar y fotografiar primero tras la explosión. No vemos los muertos, sino personas alrededor del motor como si fuera una situación común.

walid-interior

Fotografía por Abigail Enzaldo

En otra serie fotográfica titulada Seamos francos, el clima ayudó (1998-2006) vemos puntos de colores sobre edificios bombardeados, cada uno representa un tipo de bala encontrada ahí. Ni los motores ni las municiones son lo importante en esta serie, sino algo más: los efectos provocados por estas imágenes. Ante una historia bélica difícil de contar, Raad decide fijar su atención en otros remanentes de la guerra al margen de la violencia, buscando quizá desplazar este trauma hacia otros relatos, construir la historia a partir de sus propios rastros.

Rascar sobre cosas de las que podría renegar es desarrollada a su vez por el performance Recorrido (2010), una charla en la que Raad expone las implicaciones de la creciente inversión en las artes de Medio Oriente, un renacimiento cultural árabe o un mero negocio. Sin embargo, poco a poco Recorrido se va tornando más introspectivo y Raad propone una teoría: si la guerra nos afecta física y psicológicamente, también debe afectar formas, líneas y colores. En Apéndice XVIII: Placas 22-257 (2008) explica que algunos colores desarrollaron medidas de autodefensa, al esconder, camuflajear y buscar refugio en carteles, invitaciones, cartes y diseños. En estos impresos de colores brillantes, el espectador deberá buscar aquello que no es visible pero es imposible no detectar: el trauma, lo que se ha perdido.

Walid Raad
Hasta el 8 de enero
Museo Jumex
www.fundacionjumex.org

Fotografía principal: “Decidimos dejalos decir ‘estamos convencidos’ dos veces. Era más convincente de esta manera. 1982/2004”. Cortesía del artista y Paula Copper Gallery. Nueva York. 2016. Walid Raad

Historias relacionadas

bienal de arte huichol, portada

Arte

Primera Bienal de Arte Huichol en la CDMX

Por Redacción Gatopardo
david bowie starman cuatro caminos, portada

Arte

El hombre que capturó a David Bowie

Por Andrés Olascoaga