Artistas de la tragedia

Dos exposiciones muestran distintas miradas de la tragedia humana en el Foto Museo Cuatro Caminos.

Por Norma Rodríguez / Fotografía Cortesía del recinto

Cuerpos en catarsis, cadáveres y retazos humanos se convierten en lienzos de arte y fotos de primera plana. Así inició la segunda ronda de exposiciones del FotoMuseo Cuatro Caminos, el pasado 20 de febrero. A través de la fotografía y la pintura, “Witkin & Witkin” y “El hombre que vio demasiado: Enrique Metinides” muestran la condición humana, la tragedia cotidiana y el imaginario de la muerte. Este ciclo permanecerá abierto al público hasta el 15 de mayo.

“Witkin & Witkin” reúne 50 años de producción artística de los gemelos Joel-Peter Witkin, fotógrafo, y Jerome Witkin, pintor. Aunque los hermanos desarrollaron carreras independientes, la muestra conjunta su obra con más de 100 piezas intercaladas en los muros blancos y grises de la sala, ubicada en la planta baja del FotoMuseo. El acervo crea un diálogo visual que coincide en la inspiración de la iconografía religiosa y mitológica del innegable expresionismo alemán de pintores como Max Beckmann, Otto Dix, Grünewald, pero también de Goya y de la fotógrafa Diane Arbus.

Joel-Peter es uno de los fotógrafos más disruptivos del siglo pasado. El artista crea escenarios con cadáveres y personajes que pertenecen a una belleza propia de la heterología —a la que se refiere el filósofo francés George Bataille—: esa otra belleza que nadie quiere ver pero sabemos que existe, personas con anomalías como enanismo, hermafroditismo y demás aberraciones, en ambientes que remontan a la época victoriana. Mientras que su hermano, Jerome, es reconocido por su pintura figurativa con técnica realista. En sus cuadros encontramos paisajes urbanos, íntimos estudios de personas y múltiples paneles de gran formato cargados psicológicamente a momentos críticos de la Historia.

Los gemelos han trabajado en puntos geográficamente distintos, pero su obra coincide al tocar temas como la esclavitud, el Holocausto, Guernica e incluso el 9/11 en Estados Unidos. Las imágenes son abordadas en un tono teatral religioso, sexual, de sufrimiento y redención. Como primer acercamiento, la obra de los hermanos Witkin podría parecer polémica, pero “no son imágenes controversiales, es un trabajo muy espiritual”, de acuerdo con la curadora Trisha Ziff. La obra de ambos se ha expuesto en museos y galerías de Nueva York, San Francisco, Washington, Londres, París y Florencia.

El fotógrafo Pedro Meyer, cuya fundación creó el FotoMuseo Cuatro Caminos, tuvo la idea de presentar ambas exposiciones de manera simultánea para construir un diálogo entre ellas, pues “comparten un sentido común en la narrativa con los temas de transgresión y tragedia en la historia”. De modo que a unos pasos de “Witkin & Witkin”, el espectador se encuentra de frente con el trabajo de uno de los fotoperiodistas más célebres de México.

“El hombre que vio demasiado: Enrique Metinides” es una retrospectiva que abarca las siete décadas de trabajo del fotorreportero, activo desde los años 40. Marcado por la influencia de las películas de gánsteres y el cine negro, Metinides desarrolló un estilo propio en sus fotografías de nota roja, que aparecieron en publicaciones como La Prensa, Zócalo, Crimen y Alarma. Imágenes vistas desde lo alto, con un lente gran angular que capturaba muertos, accidentados, catástrofes naturales y suicidios, así como la mirada de los espectadores que rodeaban estos sucesos. Sus fotos se han expuesto en Francia, Alemania, Holanda, España, Estados Unidos, Inglaterra y Polonia.

La exposición reúne más de 120 imágenes con composiciones en blanco y negro que, en su época, hacían fácil evitar imprimir la sangre de manera explícita, además de algunas en color que fueron un reto para el fotógrafo, porque cuando fueron publicadas “la sangre estaba censurada ”, como comenta en entrevista para Gatopardo la curadora Isabel del Río. Gracias al amplio periodo que abarca, la obra de Metinides también permite apreciar los cambios en la cotidianidad de la Ciudad de México.

El FotoMuseo Cuatro Caminos arranca su actividad artística del 2016 con estas exposiciones, además de un ciclo que exhibe fotografía, pintura, dibujo, objetos, video instalaciones, obra reciente, así como material inédito de los artistas. La cereza del controversial pastel será una charla abierta al público que el fotoperiodista Enrique Metinides ofrecerá el sábado 28 de febrero al mediodía.

“Witkin & Witkin” y “El hombre que vio demasiado: Enrique Metinides”
Del 20 de febrero al 15 de mayo de 2016.
FotoMuseo Cuatro Caminos
Militares 77, Lomas de Sotelo
fotomuseo.mx

Historias relacionadas

teotihuacan los angeles, portada

Arte

Teotihuacán llega a Los Ángeles, California

Por Redacción Gatopardo