De vuelta en el espacio

El icono del rock, David Bowie, murió de cáncer a los 69 años de edad.

Por Redacción Gatopardo

La madrugada del lunes 11 de enero de 2016 se revolvió con el rumor del fallecimiento de David Bowie. Antes de que amaneciera en el hemisferio occidental, la noticia estaba confirmada: el legendario músico que se movía entre el punk, el glam y el rock, había muerto en su hogar, un par de días después de celebrar su cumpleaños 69, tras una lucha de 18 meses contra el cáncer.

Esto se dio a conocer primero a través de la página de Facebook del músico, con un breve comunicado que además solicitaba a los fans respeto por el duelo de la familia de Bowie. Más tarde, su hijo Duncan Jones confirmó en Twitter el fallecimiento de su padre con las siguientes palabras: “Estoy muy apenado y triste de que esto sea verdad”.

La muerte de Bowie sorprendió al mundo, pues el también actor mantuvo en privado su padecimiento, además de que apenas el 8 de enero había lanzado bajo el sello Sony Music el que sería su último álbum (y una especie de regalo de despedida para sus seguidores), Blackstar, del que se desprendió el sencillo “Lazarus”. El video de éste es, probablemente, el último registro audiovisual del artista.

“La amistad de David era la luz de mi vida. Nunca conocí a alguien tan brillante”, publicó el músico Iggy Pop en Twitter. Brian Eno, quien colaboró con Bowie en algunos de sus álbumes en la década de los 70, publicó un comunicado en el que recordó su amistad de cuatro décadas, y sus últimas conversaciones por email. “Recibí un correo electrónico suyo hace siete días. Era gracioso como siempre, y surreal […]. Terminaba con esta oración: ‘Gracias por nuestros buenos tiempos, Brian. Nunca se pudrirán’”.

Bowie nació en Brixton, un distrito del sur de Londres, en 1947 y mostró interés por la música desde muy joven. En 1969 apareció “Space Oddity”, su primer gran éxito y el track que inauguró su primer álbum, sencillamente titulado David Bowie. Su ingenio, destreza y creatividad llevaron al músico a grabar 25 discos de estudio en los que hizo una oda a la experimentación y pavimentó el camino hacia una gran parte de los sonidos que definen a la música contemporánea — particularmente, se le reconoce como pionero del glam y como una de las fuerzas impulsoras del punk a principios de los 70.

Además de su prolífica carrera en la música, Bowie también fue actor. Aunque es un lado menos conocido de su carrera artística, se desempeñó en el escenario con puestas como El hombre elefante (que interpretó más de 150 veces en Broadway, a principios de los años 80). En cine, sus roles en The Hunger (1983) —donde interpretaba a un vampiro— y Labyrinth, cinta de fantasía de 1986, fueron algunas de sus apariciones más memorables.

En 1996, Bowie fue inducido al Salón de la Fama del Rock and Roll, como homenaje a su legado artístico. El encargado de rendir honores a Bowie fue el también polifacético David Byrne —líder de los Talking Heads—, quien resaltó la habilidad de su colega para combinar la música, la literatura y las artes visuales en una búsqueda por innovar, por rebelarse a través del rock pero también por encontrar nuevos ángulos para una rebelión que se transformaba en cliché: “Fue una banda sonora para nuestras vidas, como alguien más ha dicho. Era al mismo tiempo un psiquiatra y un sacerdote, un objeto sexual y un profeta de la fatalidad. Él fue un poco la bienvenida al nuevo mundo, a un valeroso nuevo mundo. Quiero agradecerle por lo que hizo”.

Millones alrededor del mundo continúan agradecidos.

Imagen: David Bowie en 1974, filmando el video “Rebel Rebel”. Utilizado bajo Licencia Creative Commons Atribución-Compartir Igual 3.0. Original de Beeld en Geluid Wiki.

Historias relacionadas

mejores canciones pedro infante portada

Icono

La importancia musical de Pedro Infante

Por Andrés Olascoaga
sergio pitol escritor mexicano, portada

Icono

La nostálgica partida de Sergio Pitol

Por Redacción Gatopardo
frases de octavio paz, portada

Icono

10 grandes frases de Octavio Paz

Por Redacción Gatopardo