El libro mayor de los negros, de Lawrence Hill, portada

El rostro de la esclavitud

Traducida por primera vez al español, El libro mayor de los negros, de Lawrence Hill, explora las migraciones africanas del siglo XVII en Norteamérica.

Por Regina Sienra / Fotografía Nigel Dickson

Siendo muy joven, el escritor canadiense Lawrence Hill se robó un libro de Historia de la biblioteca de sus padres y se lo llevó consigo a un viaje. Nunca lo devolvió. El libro hablaba sobre los Lealistas negros que apoyaron el bando británico en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. “El libro describía las migraciones africanas del siglo XVII que llegaron de África a Carolina del Sur, y de ahí a Nueva York y luego a Nueva Escocia, en Canadá, para después regresar a África y fundar la colonia de Freetown en Sierra Leona”, dice el escritor.

Hill cayó en la cuenta de cómo la comunidad afroamericana ha sido un pilar en el imaginario norteamericano: no hay forma de concebir las artes, las ciencias y la sociedad misma sin sus aportaciones e influencias culturales. Pero pocas veces se habla de cómo éstas sucedieron y cómo llegó esta comunidad al continente americano.

Este descubrimiento personal lo llevó a desarrollar su famosa novela El libro mayor de los negros, que este año fue editada, y por primera vez en español, por Editorial Almadía —en colaboración
con la Secretaría de Cultura—. La traducción es de Pura López Colomé, poeta mexicana ganadora del Premio Nacional Alfonso Reyes de 1977.

Publicada originalmente en 2007, El libro mayor de los negros, de Lawrence Hill, ha cosechado múltiples reconocimientos. Por este título, ganó el Commonwealth Book Prize, otorgado por la Fundación del Commonwealth, así como el Rogers Writers’ Trust Fiction Prize y el CBC Canada Reads, dos de los premios literarios más importantes de Canadá. Además, el escritor recibió la Medalla del Jubileo de Diamante de la Reina Isabel II del Reino Unido.

El libro mayor de los negros, de Lawrence Hill

El libro mayor de los negros sigue la historia de Aminata Diallo, una mujer negra lealista originaria de África Occidental, que pasa sus últimos años en el Reino Unido como portavoz de los abolicionistas, un grupo de blancos y negros que luchaba por desparecer la esclavitud. Hill narra cómo Aminata es capturada y llevada a Carolina del Sur en condición de esclava —donde destaca por sus habilidades como partera—, cómo después forma parte del movimiento de independencia en Nueva York y su sueño de llegar a Nueva Escocia, donde el imperio británico había prometido a la comunidad africana que podrían vivir libres.

El autor necesitó de cinco años para reunir el material necesario para esta novela que mezcla la ficción con lo histórico. “La investigación involucró libros y artículos, leer diarios y cartas de hombres y mujeres, libres y esclavos, blancos y negros, europeos y africanos, en el siglo XVII”, cuenta Lawrence Hill en entrevista para Gatopardo. El escritor también viajó a Nueva Escocia, Nueva York y al sur de Estados Unidos para consultar materiales de archivo. Todo esto para armar la historia de un personaje de ficción. “Aunque he publicado algunos libros de ensayos, ante todo soy un escritor de ficción. Para mí, la novela ofrece el mejor camino hacia la verdad. Sin imaginación y corazón un novelista no es más que un robot”, dice.

Tras el éxito que representó esta novela en la escena literaria anglosajona, Hill utilizó su plataforma para no quitar el dedo del renglón sobre el tema de las minorías. En 2015, la CBC produjo una serie de televisión basada en el libro, protagonizada por Aunjanue Ellis. Y en 2015, publicó The Illegal, donde vuelve a este tema ahora con un atleta de ascendencia africana que debe huir de un país ficticio situado en el océano Índico, y por el que ha recibido condecoraciones similares.

“Tengo esperanza en que El libro mayor de los negros inspirará a otros a usar más la empatía y la imaginación, así como a emplear sus corazones cuando piensen en personas que han sido esclavos o refugiados. Ellos son quienes muchas veces, a lo largo de la historia, no han tenido un rostro”, concluye.

Historias relacionadas

mejores adaptaciones edgar allan poe, portada

Libros

Las distintas versiones de Edgar Allan Poe

Por Redacción Gatopardo
josé woldenberg democracia, portada

Libros

Woldenberg y el desencanto

Por Guillermo Sánchez Cervantes