Portadilla Arrival

“Arrival”: Ciencia Ficción inteligente, profunda y emotiva

“Arrival”, la nueva cinta de Denis Villeneuve, ofrece una visión humanista y reflexiva acerca de quiénes somos y de cuál es nuestro lugar en el universo.

Por Francisco Javier Quintanar Polanco

[dfp_ads id=3224]

En su último trabajo, el quebequense Denis Villeneuve se aventura en el terreno de la Ciencia Ficción, con La llegada (Arrival, EUA, 2016). Y lo hace basándose en Story of Your Life, un relato corto, del escritor estadounidense Ted Chiang, quien en el 2000 obtuvo el premio Nébula a Mejor Novela otorgado por la Asociación de escritores de ciencia ficción y fantasía de Estados Unidos.

La trama principal gira en torno a la doctora Louise Banks (Amy Adams), una experimentada lingüista quien ha trabajado previamente para el ejército de los Estados Unidos ayudándoles a descifrar códigos y mensajes en otros idiomas. Los servicios de Louise son nuevamente requeridos, cuando en diversos puntos del planeta aparecen unos descomunales objetos voladores tripulados por extrañas e inquietantes criaturas que intentan comunicarse con los humanos. Banks asume la misión de averiguar lo que los visitantes están tratando de decir, cual es el propósito de su llegada a la Tierra y la naturaleza de sus intenciones. Para asistirle en su tarea tiene a su disposición tanto los recursos científicos, financieros y humanos proporcionados por el gobierno norteamericano, como la asistencia del físico Ian Donnelly (Jeremy Renner).

Amy Adams en "Arrival"

Mientras la Dra. Banks se esfuerza por descubrir algún método para codificar y traducir con precisión los mensajes de los alienígenas, los eventos a su alrededor hacen que su tarea se vuelva una carrera contra reloj. Otras superpotencias intentan llegar por otros medios y distintos enfoques al mismo resultado, pero con menos paciencia y tolerancia y más recelosas de sus propios hallazgos. Esta situación pone a los gobiernos internacionales al borde las acciones bélicas. Por si fuese poco, entre las mismas tropas y mandos militares americanos también han anidado y florecido el temor y la paranoia, haciendo apremiante obtener respuestas claras y contundentes lo más pronto posible.

Lo que en manos de cualquier otro artesano hollywoodense pudiese haber derivado fácilmente en un espectacular y rutinario producto de acción, bajo el timón de Villeneuve (quien se apoya a su vez en el sólido guión escrito por Eric Heisserer) toma un rumbo distinto, y se transforma más bien en un instrumento para hablar sobre cómo se construye un lenguaje, la complejidad de comunicarnos y entendernos con otros, la relatividad del tiempo y otros temas concernientes a la condición humana.

Arrival 2

El rigor que caracteriza al grueso de la obra del cineasta es evidente, ya que la acción y el suspenso están debidamente dosificados para que el filme transcurra ágilmente, pero evitando diluir la trama central entre pirotecnias o efectos especiales ad nauseam. Si bien Arrival no esta desprovista de efectos digitales y sonoros, estos últimos se hallan estrictamente supeditados a la historia que se busca contar y no al revés. Mención aparte merece su deslumbrante diseño visual; responsabilidad del cinefotógrafo Bradford Young, del diseñador de producción Patrice Vermette y del supervisor de efectos Louis Morin.

Del mismo modo, el enfoque argumental de Arrival está perfectamente balanceado, planteando situaciones estimulantes y retadoras al espectador con la misma intensidad con la que apelan a sus emociones y despiertan cierta fascinación. Su ritmo es en principio reposando y un tanto contemplativo, y conforme se acerca el desenlace se vuelve vertiginoso; y gran parte de la historia plasmada en pantalla se centra en los pensamientos y cavilaciones de Louise, quien a la par de sus avances en las investigaciones sobre el idioma y formas de expresión de los extraterrestres en cuestión, visualiza en su mente ciertos recuerdos e imágenes los cuales de alguna forma le ayudan a progresar en su propósito, pero simultáneamente alimentan en ella su curiosidad, incertidumbre y miedo. A la postre, estos recuerdos fragmentados resultan ser no solo la clave vital detrás de los propósitos de estos insólitos viajeros espaciales, sino también la llave que abre una puerta hacia la vida futura de la científica y de la humanidad misma.

Arrival 3

En ese sentido, la doctora Banks esta íntimamente hermanada con otras protagonistas femeninas del cine de Villeneuve, tales como la inmigrante Nawal Marwan de La mujer que cantaba (Incendies, 2010) o la agente Kate Macer de Tierra de nadie: Sicario (2015): mujeres que tienen que enfrentarse a situaciones que les rebasan, pero que logran sortear gracias a sus claras y firmes convicciones, así como a una gran determinación y fortaleza interna.

Arrival es un filme que dialoga bien con otros referentes obligados del género tales como El día que la tierra se detuvo (Wise, 1951; Derrickson, 2008), 2001 Odisea del espacio (Kubrick, 1968), Encuentros cercanos del tercer tipo (Spielberg, 1977) o Contacto (Zemeckis, 1997), y comparte con ellos una visión humanista y reflexiva acerca de quiénes somos, adónde nos dirigimos y de cuál es nuestro lugar en el universo. Tópicos esenciales de cualquier obra de ciencia ficción que se precie de serlo. Y además, sienta un precedente alentador en miras al próximo proyecto del cineasta, nada menos que la secuela de otro clásico del cine Sci-Fi: Blade Runner.
[dfp_ads id=3225]

Historias relacionadas

serie de televisión el santo, portada

Medios

El Santo llegará a la TV

Por Redacción Gatopardo
gael garcía bernal chicuarotes, portada

Medios

Gael García Bernal prepara “Chicuarotes”

Por Redacción Gatopardo
tiempo compartido festival de sundance, portada

Medios

“Tiempo compartido” en Sundance

Por Andrés Olascoaga