Portada Claudia Sainte-Luce

Claudia Sainte-Luce lleva “La caja vacía” a Morelia

La directora veracruzana Claudia Sainte-Luce presentó en el FICM su nuevo largometraje, “La caja vacía”, que también protagoniza.

Por Regina Sienra / Fotografía Cortesía FICM / Facebook

La 14° edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) se lleva a cabo del 21 al 30 de octubre en Cinépolis Centro, así como otras sedes aledañas. En esta ocasión, el festival cuenta con más de una docena de estrenos internacionales con invitados especiales, así como una vibrante selección de largometrajes mexicanos en competencia. Entre ellos se encuentra La caja vacía, de Claudia Sainte-Luce, que la cineasta mexicana ya había estrenado en el Festival Internacional de Cine de Toronto.

Claudia Sainte-Luce se convirtió en una figura familiar en el cine mexicano casi de manera instantánea gracias a la innovadora y multipremiada cinta Los insólitos peces gato (2013). Ahora, la directora está de vuelta con La caja vacía, una película que presenta una historia aún más personal en la vida de Sainte-Luce, quien participa también como actriz protagónica.

La caja vacía sigue a Toussaint (Jimmy Jean-Louis), un inmigrante haitiano de 60 años, quien se enfrenta a la demencia senil; y a su hija Jazmín, de quien se ha distanciado. La salud del padre es el punto de partida de una conciliación entre dos personas solitarias que prácticamente no se conocen. “Creo que todas las cosas que hacemos tienen algo de nosotros”, dijo la directora sobre el carácter autobiográfico de la cinta.

Claudia Sainte-Luce presenta su película.

Claudia Sainte-Luce presenta “La caja vacía” en el FICM.

Claudia Sainte-Luce define el proceso de dirigir y actuar al mismo tiempo como algo un tanto esquizofrénico. “Fue como dividirse el cerebro”, dijo la directora, y relató que a veces, mientras participaba en escenas con otras actrices, ella les señalaba que se habían equivocado en los diálogos, o cómo Jean-Louis tenía que adaptarse de un momento a otro a sus dos facetas en el set. “Necesitaba probarme haciendo otras cosas. Entonces, tal vez tengo errores en la narración o como actriz, pero uno necesita equivocarse para evolucionar.”

La caja vacía recurre a saltos narrativos para exponer lo que ocurre en la cabeza de Toussaint, quien ha tenido varias parejas y ha vivido en distintas ciudades desde que dejó un Haití lleno de problemas.

Durante el estreno, Claudia Sainte-Luce agradeció a Paula Markovitch por su apoyo. A su vez, la directora argentina reconoció a La caja vacía como una película singular. “Retrata sólo un problema de sólo un personaje”, en lugar de recurrir a una problemática generalizada para contar una historia. “Estamos hablando de ellos. Habla de una madurez que estemos hablando de seres únicos”, concluyó Markovitch.

Historias relacionadas

Carla Simon Verano 1993

Medios

La belleza de las pequeñas cosas

Por Marcela Vargas