Portada Desde allá

Lorenzo Vigas desde la desesperanza

Con “Desde allá”, Lorenzo Vigas subvierte el machismo y la homofobia latinoamericana a través de una relación amorosa entre un voyeur y un adolescente en Caracas.

Por Marcela Vargas / Fotografía Rodrigo Marmolejo

Cuando el venezolano Lorenzo Vigas ganó el León de Oro en Venecia por Desde allá, en septiembre del año pasado, se convirtió en el primer cineasta en obtener el trofeo por una película filmada en español. Se trata, además, de su primera cinta como director, luego de haberse involucrado en proyectos con Michel Franco y Guillermo Arriaga. En esta cinta, Vigas cuenta la historia de amor y poder entre dos hombres homosexuales de distintas clases sociales en una Venezuela contemporánea golpeada por la crisis política y económica. Coproducida por Lucía Films y coescrita por Vigas y el mismísimo Arriaga, luego de recorrer Asia y Europa, Desde allá llega este octubre a las salas de cine mexicanas.

Lorenzo Vigas aborda el machismo y la homosexualidad a través de la historia de Armando —interpretado por Alfredo Castro—, un hombre de mediana edad que busca adolescentes por las calles de Caracas y les paga para que lo acompañen a su casa. Solitario y huraño, Armando tiene un pasado oscuro con su padre que es, además, figura pública del país; cuando éste regresa a vivir a Caracas, tensa su vida cotidiana. En medio de este desequilibrio emocional, Armando conoce a Élder —interpretado por un debutante Luis Silva—, un joven pandillero que, sujeto a carencias económicas y emocionales, se involucra de lleno en una relación íntima con él. Las diferencias entre ambos estarán marcadas por sus estratos socioeconómicos, ambos acostumbrados a tener el control, uno a través del dinero y el otro a través de la violencia. “Estamos hablando de seres solitarios que se encuentran y que da la casualidad que son homosexuales”, cuenta Guillermo Arriaga, coguionista y productor de la cinta.

Pareja en "Desde allá"

Alfredo Castro y Luis Silva protagonizan “Desde allá”.

En entrevista con Gatopardo, Vigas explica que “se trata de una película sobre la soledad y las carencias afectivas, pues son dos personas con profundas necesidades emocionales que se juntan”. Estos se encuentran inmersos en una sociedad incomunicada, herida, donde las relaciones entre estratos sociales se han ido descomponiendo. De modo que esa soledad y desesperanza de Venezuela se refleja en los personajes mismos de la cinta. “Y lo interesante es ver cómo en esa soledad terminan encontrándose. La situación venezolana envuelve la película y se siente esa tensión traducida a todo el país.”

La historia de Desde allá está inspirada en dos amigos de Arriaga y Vigas cuyos fallecimientos estuvieron relacionados con la homofobia. “Trabajamos la historia durante muchos años, tuvimos estos dos amigos que desafortunadamente murieron en circunstancias oscuras.” Para Lorenzo Vigas, resulta significativo lanzar la película en una región donde al día de hoy la comunidad LGBT enfrenta todavía todo tipo de abuso y discriminación. Con la masacre al club gay Pulse, en Orlando, todavía fresca en la memoria, Vigas reflexiona: “Me parece que sí es muy importante que la película haga una denuncia de la homofobia, ya que hoy en día hay estos asesinatos tan terribles en Estados Unidos. Es un momento histórico, cuando pensamos que en sociedades tan ‘avanzadas’ como la norteamericana ya habíamos dejado estos temas atrás, de pronto hay estos asesinatos brutales. Por eso Desde allá tiene esa importancia política y es relevante estrenarla”, dice.

Antes de triunfar en Venecia con Desde allá, Lorenzo Vigas ya había participado en competencia en Cannes con su cortometraje Los elefantes nunca olvidan (en 2004), donde también aborda las relaciones de poder y los efectos de la ausencia paterna en la vida de sus protagonistas. El tema de la paternidad le ha causado tal interés que sus próximas dos películas en producción —el largometraje La caja y el documental El ladrón de orquídeas— también están relacionadas. “El tema me agarró y no me ha soltado. Tiene que ver con conectarse con el inconsciente colectivo de un continente donde la figura paterna es terrible y está mezclado con el tema del machismo”, concluye.

Lorenzo Vigas, director de "Desde allá".

Lorenzo Vigas, director de “Desde allá”.

Historias relacionadas

diego enrique osorno vaquero cruza frontera silencio novela, portada

Medios

La indignación y el cinismo, a la par

Por Marcela Vargas
Julieta García González Cuando escuchas el trueno literatura, portada

Medios

Personajes en construcción

Por Sofía Viramontes
exposición pablo picasso diego rivera cubismo bellas artes méxico, portada

Medios

Los caminos paralelos de Picasso y Rivera

Por Sandrine Ortega