“Loving”: El mundo cambia desde casa

“Loving”, la quinta cinta de Jeff Nichols, presenta la historia de un matrimonio que terminó con las leyes de segregación en EUA.

Por Regina Sienra

En 1967, 16 de los 50 estados de la Unión Americana prohibían el matrimonio interracial. Ese año, el caso de Mildred y Richard Loving, una pareja de Virginia, llegó a la Suprema Corte de de EUA, y sentó un precedente que terminaría con las leyes que hacían valer la segregación racial. Loving, la quinta película del director Jeff Nichols (Take Shelter, Midnight Special), hace un reservado y firme retrato de la pareja que cambió la historia, así como de su camino hacia la justicia.

Protagonizada por Joel Edgerton (Black Mass, Warrior) y Ruth Negga (World War Z, Warcraft), Loving inicia con una exploración de la relación desde la perspectiva de la pareja, donde ellos y sus amigos conviven en paz. Mildred y Richard escapan a Washington, D.C. para poder casarse, debido a que en el estado de Virginia su relación estaba fuera de la ley. Una noche, son arrestados por la policía. El día del juicio, un abogado les consigue un trato con el juez: No pasarán un año en la cárcel, pero deben abandonar el estado de Virginia por 25 años. Si desean volver, no deben hacerlo juntos.

La potencia de Loving no radica en un discurso explícito, sino en la fuerza y resiliencia de los protagonistas, así como la propia historia presentada. Nichols ha sido reconocido por su extraordinario trabajo para retratar el Estados Unidos rural, y esta cinta es el mejor ejemplo de ello. Loving va más allá de la historia de Mildred y Richard al dibujarlos con una precisión que los hace brillar sobre cualquier paisaje, ya sea el tranquilo prado donde desean construir su casa, o el burbujeante Washington de los años sesenta. Esto es amplificado por la hermosa fotografía de Adam Stone.

El calmado tono de la cinta va acorde con la personalidad de sus protagonistas. Mildred y Richard no son de grandes manifestaciones, ni físicas ni verbales. Por ello, el extraordinario trabajo de Negga y Edgerton es lo que carga con la cinta: Su amor y su dolor se vive en un lenguaje corporal con un filtro de hermeticidad. El personaje de Edgerton prácticamente no mira a los ojos a nadie y reacciona de una forma que podría lucir agresiva pero que es meramente un mecanismo de defensa; por su parte, Mildred, aunque más comunicativa, deja entrar al espectador sólo a través de sus expresivos ojos y su porte. Si bien es parte del trabajo actoral, un dato interesante que aporta un nuevo nivel de reconocimiento tanto para los protagonistas como para el director al capturar personajes y escenas de una comunidad rural en Virginia: Negga y Edgerton son de Etiopía y Australia, respectivamente.

Por ello, donde más reconocimientos ha recibido Loving en esta temporada de premios es en categorías actorales. La cinta alcanzó una nominación al Oscar por Mejor Actriz para Negga; así como nominaciones al Globo de Oro para ambos protagonistas. En los Critics’ Choice Awards, obtuvo cuatro nominaciones, en las que destacan Mejor Película y Mejor Guión Original para NIchols. Durante su estreno en el Festival de Cannes en mayo de 2016, la cinta recibió una ovación de pie.

Aunque Loving apueste a lo seguro, lo sencillo de su aproximación al tema la convierte en algo accesible para múltiples audiencias. La historia no ha perdido pertinencia –después de todo sentó un precedente que se tradujo en la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en Estados Unidos–, pero en un momento donde los derechos civiles de las minorías son amenazadas desde el discurso oficial, el enfoque de la cinta la convierte en una pieza audiovisual importante. Además de evitar que la historia se repita, Loving invita a reflexionar cómo se ven aquellos que abogan contra las libertades cinco décadas después.

Historias relacionadas

nominados ariel 2018, portada

Medios

Nominados al Ariel 2018

Por Marcela Vargas