Made in Bangkok Morganna, portada

Made in Bangkok: El canto de la sirena

Made in Bangkok es la historia de Morganna, una mujer transexual mexicana que participó en un certamen de belleza en Tailandia.

Por Marcela Vargas / Fotografía Adrián Duchateau

El vestido negro entallado, la mirada chispeante, la pose exacta, la sonrisa perfecta. Morganna emite un brillo inexplicable mientras la retratan para Gatopardo en el Instituto Francés de América Latina, en la Cuauhtémoc.

En septiembre llegará a los cines mexicanos Made in Bangkok, el documental que relata su proceso de transición hacia lo que ella llama “el cuerpo correcto”. Porque Morganna Love nació con genitales masculinos pero con alma de mujer.

Ópera prima del documentalista argentino Flavio Florencio, Made in Bangkok ha recorrido exitosamente el circuito de festivales, obteniendo premios como Mejor Documental en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, Premio de la Prensa al Mejor Documental en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara y Mejor Documental en el Festival de Cine Lésbico Gay Cheries-Cheries en Francia. Una de las principales razones del éxito de esta cinta es el carisma del personaje, una joven cantante de ópera, vivaz, que se enrola en Miss International Queen 2012 —el concurso de belleza para mujeres transexuales más importante en el mundo— para recaudar los fondos necesarios y poder costear la cirugía de reasignación sexual.

Made in Bangkok Morganna, int

La película se rodó en 2012, cuando ella tenía 32 años de edad, y cinco después el mundo es otro desde los ojos de su protagonista. “En el momento que empezamos a filmar yo era otra, Morganna era otra persona. He ganado muchísima seguridad y sobre todo mucha paz por lo que pasó en mi vida”, cuenta en entrevista. Alejado del melodrama y con un tinte optimista, Made in Bangkok rompe con el cliché cinematográfico de que las historias verdaderas de la comunidad lgbt son siempre tortuosas, llenas de miseria y sufrimiento.

Desde su infancia, Morganna vivió dividida: por dentro se sentía mujer, pero su biología la etiquetaba como hombre. Hija de una familia mexicana conservadora; lograr su propia liberación ha sido uno de los retos más abrumadores. Made in Bangkok la muestra como una chica fuerte, determinada y sensible, incapaz de rendirse. “No queríamos que fuera triste ni morbosa, porque ya la gente está llena de eso”, comenta. “Piensan que en mi mundo todo es tristeza, pero lo que queremos es reflejar que hay esperanza. No nada más en el mundo trans, ¡en el de cualquier persona podemos luchar por lo que queremos!”

El documental nació de un encuentro fortuito en una cantina de la Ciudad de México, donde Florencio conoció a Morganna. A partir de entonces, se embarcaron en un intenso proceso de filmación. “Fue muy difícil al principio”, recuerda ella. “No es igual andar con un amigo de toda la vida que con alguien que no conoces. Fue complicado dejarme filmar en momentos tan íntimos, tan duros física, mental y energéticamente. Fue una experiencia de vida que nunca se nos va a olvidar.” Florencio viajó con ella a Bangkok y estuvo presente en su paso por Miss International Queen 2012 y en el proceso de su operación de reasignación de sexo.

Los temas que explora Made in Bangkok pueden ser espinosos para el público mexicano, país que ocupa el segundo lugar a nivel mundial en crímenes por homofobia, lesbofobia y transfobia. A pesar de esto, Morganna confía en el poder de la película para poner esta conversación en el ojo público. “Seguramente habrá quien ponga su barrera y diga que no quiere hablar del tema. No todo mundo está preparado para abrir el corazón y el espíritu, pero creo que la recibirán con buenos ojos.”

No sólo Made in Bangkok llega por fin a cines comerciales, también se publicará su autobiografía, En el cuerpo correcto, y lanzará Dos vidas en una, su álbum debut. “Ya no quería cantar, pero decidí hacerlo porque algo dentro de mí me llamaba. El arte, especialmente la música, ha sido mi pasión y lo será hasta que me muera. Ha sido un muy buen año. Difícil en algunos aspectos, pero siempre tienes una chispa que dice ‘sigue adelante, porque esto no se acaba hasta que se acaba’,” concluye.

También te recomendamos:

Poder en trans-formación.
Undocuqueer: Salir de las sombras dos veces.

Historias relacionadas

encuentro regional para la consolidación cinematográfica méxico 2017

Medios

ERCC: Crear comunidad en el cine

Por Redacción Gatopardo