Ari Brickman navega el infinito

Ari Brickman ha retomado su carrera como músico y compositor con el lanzamiento de su tercer material discográfico, “Navegando el infinito”.

Por Samantta Hernández Escobar

La trayectoria de Ari Brickman se caracteriza por su capacidad, casi camaleónica, de desarrollar grandes proyectos en cualquiera de sus facetas artísticas. Como actor, Brickman ha participado en grandes producciones nacionales e internacionales. Sus papeles van desde un agente en la serie El Señor de los Cielos, hasta un director de cine en Sense 8, serie original de Netflix. Ahora, Brickman ha retomado su carrera como músico y compositor con el lanzamiento de su tercer material discográfico, Navegando el infinito, que presentará este 7 de septiembre en el Teatro El Galeón del Centro Cultural del Bosque.

“Desde pequeño estudié música, mi mamá es violinista. Inicié por el lado clásico pero en la adolescencia me fui por la guitarra eléctrica,” relató Brickman en entrevista para Gatopardo. A pesar de que el inicio de su carrera como cantante –que incluye los álbumes Escapar (2009) y Todo este querer (2012)– es relativamente reciente en comparación con sus más de 20 años de experiencia como actor, la música siempre ha sido parte esencial en el desarrollo artístico de Brickman, lo cual se refleja en su trabajo como compositor.

Hasta ahora, Brickman ha participado en las bandas sonoras diversas cintas mexicanas como Ladies Night (2003), Cansada de besar sapos (2006), Desafío (2010), Bacalar (2011) y Tony Tango (2015). Después, el músico comenzó a buscar una propuesta diferente, alejada del bullicio de la industria musical. El resultado fueron los 12 temas que componen su nuevo material.

Navegando el infinito es un viaje que el cantautor creó tras un proceso introspectivo. Con Juan Cristóbal Pérez Grobet en el bajo y Juan Carlos Novelo –quien perteneció a Caifanes durante sus primeras presentaciones– en la batería, Brickman ofrece armonía en cada una de sus canciones, que podrían definirse como una mezcla de poesía con pop. “Ahora que escucho el producto final, pienso que tiene mucho que ver con la mitad de la vida,” señaló Brickman, quien apunta que en este disco abundan las reflexiones sobre la vida y la muerte.

Uno de los puntos más interesante de Navegando el infinito –además de la profundidad de sus canciones– es la parte creativa. Cada tema fue escrito a partir de un suceso o momento en la vida de Brickman, como “Te maquillas” o “El cielo no para de llorar”. Desde el inicio de la producción, el cantante tenía en mente un sonido más eléctrico que el de sus discos anteriores, definidos por elementos más acústicos. “Para mí es importante ir al fondo de lo que me interesa, que no tiene que ver con vender hits”, señaló el cantante. Navegando el infinito muestra la calidad de la música independiente hecha en México.

Ari Brickman
Teatro El Galeón del Centro Cultural del Bosque
Miércoles 7 de septiembre
19:30

Historias relacionadas

24 voces por segundo, portada

Música

Vuelve 24 voces por segundo

Por Redacción Gatopardo
carpa Ambulante Vive Latino 2018, portada

Música

Cine documental en el Vive Latino 2018

Por Redacción Gatopardo
Ibeyi en México, portada

Música

Ibeyi: La herencia del Buenavista Social Club

Por Sofía Viramontes