El sueño renovado de PUP

La banda canadiense de punk rock PUP está de vuelta con “The Dream Is Over”, su segundo álbum.

Por Regina Sienra / Fotografía Vanessa Heins / Cortesía

La vida al salir de gira puede ser muy difícil para cualquier músico. Dormir lejos de casa, tocar seis días a la semana, pasar horas en la carretera, y la falta de espacio personal marcan inevitablemente a los miembros –y por lo tanto, las creaciones– de las bandas. Para el grupo canadiense de punk rock PUP, los estragos fueron suficientes como para escribir una canción titulada “If this tour doesn’t kill you, then I will” (“Si esta gira no te mata, yo lo haré”), segundo sencillo de The Dream Is Over, su segundo álbum, que lanzan a la venta el 27 de mayo.

El título del álbum no es gratuito. “El sueño terminó” fue lo que le dijeron a Stefan Babcock, vocalista de PUP, cuando le descubrieron un quiste hemorrágico en sus cuerdas vocales. Esto era una consecuencia, en parte, de tocar 450 conciertos en un periodo de dos años. La recomendación médica fue abandonar la música definitivamente. “Es algo que te hace perder confianza. Pensar que una gran parte de nuestras vidas depende de que yo pueda cantar es mucha presión. Se sintió como un gran obstáculo en el camino”, cuenta Babcock en entrevista para Gatopardo.

La voz de Babcock no fue lo único en lo que esta banda –integrada también por Steve Sladkowski (guitarra), Zack Mykula (batería) y Nestor Chumak (bajo)– vio reflejadas las secuelas de su agitada vida. En The Dream Is Over, PUP aborda temas como relaciones que se caen a pedazos, ansiedad, la sensación de que todo puede colapsar en cualquier momento y hasta la muerte de una mascota. “Hay muchas escenas de desilusión, de dudas sobre uno mismo”, señala Babcock.

PUP_int1

El secreto de PUP está en su manera de superar los obstáculos como grupo. Si bien “If this tour doesn’t kill you, I will” habla de los días malos, son los buenos momentos los que les hacen luchar por sus metas. “No creo que muchas bandas salgan y hablen de sus giras como lo pusimos nosotros, pero parte de las razones por las que pude escribir esa canción es porque, al final del día somos los mejores amigos”, dice el vocalista.

Aunque su primer disco (homónimo, lanzado en 2014) tuvo éxito en países anglosajones, PUP evitó repetir la fórmula, tomando como fondo e inspiración la nueva perspectiva que la experiencia les había dado. Por ello, de acuerdo con Babcock, en The Dream Is Over suenan más agresivos y oscuros. “Cuando escribimos nuestro primer álbum no sabíamos qué tipo de banda éramos o qué tipo de banda queríamos ser. Ahora nos conocemos mejor. Nuestra causa estaba más clara. Queríamos que fuera más pesado y raro sin comprometer nuestros ganchos característicos”, agrega.

En The Dream Is Over, PUP integra ritmos que ellos definen como “felices” –que suelen incluir coros en grupo o elementos pop– a letras de temas contrastantes, y viceversa. “La mayor parte del tiempo para la banda es importante confrontar cómo suena una canción con las letras, y hacerlo diferente. Se supone que la música debe ser catártica. Quiero que la gente, aunque muchas de nuestras canciones hablan de enojo o pérdida, se sienta bien después de escucharlas, y también yo quiero sentirme bien después de tocarlas”, dice Babcock, quien pone como ejemplo “Sleep in the heat”, una canción sobre la enfermedad y muerte de su camaleón mascota.

Babcock concluye que, sin sus amigos esto no sería divertido, ni sería posible. “[The Dream Is Over] es un testimonio de nuestra amistad. Podemos mirar hacia atrás, hacia las partes difíciles de estar de gira y reírnos de esos momentos en los que queríamos matarnos. Hemos visto cosas desmoronarse pero es un sacrificio pequeño por lo que hacemos”.

Historias relacionadas

Ibeyi en México, portada

Música

Ibeyi: La herencia del Buenavista Social Club

Por Sofía Viramontes
mejores canciones dolores o'riordan, portada

Música

La poderosa voz de Dolores O’Riordan

Por Marcela Vargas
Bahidorá 2018, portada

Música

Imperdibles de Bahidorá 2018

Por Sofía Viramontes