Portada A Tribe Called Red

Dentro de una sesión con A Tribe Called Red

Los DJs canadienses de A Tribe Called Red lanzaron su sencillo “Stadium Pow Wow”, acompañado del mini documental “The Manawan Session”.

Por Regina Sienra

El trío de DJs canadienses A Tribe Called Red destaca por su constante defensa y representación de las tribus nativas norteamericanas. Al incorporar elementos de la música de las naciones originarias de su país a géneros como el dubstep y el hip-hop, el grupo le ha dado una nueva voz a estas comunidades y a sus sonidos tradicionales. Este julio, A Tribe Called Red lanza un nuevo sencillo titulado “Stadium Pow Wow” –con la participación de la banda de percusiones Black Bear–, el cual está acompañado de The Manawan Session, un mini-documental sobre la producción del mismo.

Un Pow Wow es una gran reunión entre miembros de las comunidades indígenas norteamericanas, y sus versiones contemporáneas son fiestas en las que la gente canta, baila y celebra sus raíces. Al vivir dentro una cultura en la que las tradiciones de sus ancestros intentaron ser erradicadas a través de instituciones religiosas patrocinadas por el gobierno, que A Tribe Called Red ponga el reflector sobre estos conceptos es casi un acto desafiante en busca de representación.

a-tribe-called-red-pow-i

Por ello, uno de las bases de The Manawan Session, de apenas siete minutos de duración, es el orgullo de pertenecer a las naciones originarias. En él, A Tribe Called Red presenta a Black Bear, un grupo de percusionistas de Manawan, Quebec, quienes definen estos sonidos como una conexión maternal con la naturaleza, tal como el llanto de un bebé que busca respuestas de su madre.

Inspirados por Redbone –grupo de nativos americanos de Los Ángeles de los años 70– y los mismos A Tribe Called Red, Black Bear han tomado sus partes favoritas de la música contemporánea para darle una nueva y fuerte plataforma a sus poderosos sonidos tradicionales.

“Necesitamos esta música dentro de la cultura popular que nos define, porque es hora de que salgamos y probablemente tengamos la oportunidad de mostrarnos a nosotros mismos de una manera en la que queramos ser vistos”, dice Bear Witness, de A Tribe Called Red, en el documental. Si bien aún hay un largo camino por recorrer, ambas agrupaciones han dado grandes y seguros pasos que bien podrían encaminar a generaciones enteras en busca de sus raíces.

Historias relacionadas

24 voces por segundo, portada

Música

Vuelve 24 voces por segundo

Por Redacción Gatopardo
carpa Ambulante Vive Latino 2018, portada

Música

Cine documental en el Vive Latino 2018

Por Redacción Gatopardo
Ibeyi en México, portada

Música

Ibeyi: La herencia del Buenavista Social Club

Por Sofía Viramontes