Una tormenta musical

Storm Large, vocalista de Pink Martini, habla sobre multiculturalidad, amor y Lou Reed.

Por Marcela Vargas

La esperanza es una droga a la que Storm Large, vocalista de la banda de jazz pop Pink Martini, podría hacerse adicta. Originaria de Massachussets, Estados Unidos, esta cantante de rock y jazz se unió a Pink Martini en 2010, debido a la ausencia temporal de la vocalista original de la banda, China Forbes. Desde 2013, ambas artistas comparten el escenario y se presentarán en la Ciudad de México el próximo 4 de febrero, en El Plaza Condesa, como parte de la promoción internacional de su álbum Dream A Little Dream (Heinz Records, 2014).

Integrada por 15 miembros de diferentes orígenes culturales, Pink Martini es una orquesta de jazz con más de dos décadas de presencia musical internacional. Lo mismo cantan clásicos en inglés que composiciones populares rumanas o francesas — Dream A Little Dream, por ejemplo, incluye la participación vocal de los Von Trapp, descendientes de la familia de cantantes austriacos que hiciera famoso el musical The Sound of Music (1959). “Todos podemos conectarnos con la música, sin importar el idioma que hables o a qué dios le reces”, dice Large en entrevista telefónica para Gatopardo. “Todos, en todas partes del mundo, saben cómo se siente que te rompan el corazón, o amar o sentir alegría. Son experiencias humanas comunes y la música es la conexión perfecta entre ellas”.

Esta apertura a la diversidad artística hace de la experiencia de cantar con Pink Martini una aventura interesante para Large, quien también tiene una carrera artística en solitario. “Como músicos, nos subimos al escenario y le estamos pidiendo a la audiencia que confíe en nosotros, que nos ame, que se divierta a pesar de que no nos conoce personalmente… La música que tocamos está llena de esperanza y es poderosamente vinculante”.

Sin embargo, para una persona que pasa entre 200 y 250 días de gira, regresar a casa puede no ser el descanso esperado: “Lo más difícil es volver y sentirme cómoda, reencontrarme con mi familia”, cuenta Large. “Pero, creativamente, mi mayor reto es escribir, porque es muy personal. Es mucho más fácil cantar, que me den música y cantarla sin más. Pero escribir es poner mi corazón en mi boca y escupírselo a la gente y esperar que lo atrapen y lo cuiden y se sientan agradecidos por ello”.

Esta intensidad se ve reflejada en sus composiciones personales, con las que también busca afectar a su audiencia. Durante la lucha por la legalización del matrimonio gay en Estados Unidos, Large escribió “Stand Up For Me” (“Defiéndeme”), una canción de amor atípica. “Me pidieron que escribiera una y no sabía cómo hacerlo. ¡Ya se dijo todo sobre el tema! Me puse a pensar sobre la naturaleza del amor, la naturaleza humana y me pregunté ‘¿Qué diría el amor?’. Los seres humanos siempre queremos más amor, un amor más grande, verdadero, para nuestra familia y nuestra comunidad… pero ¿qué quiere el amor de nosotros?”.

“Stand Up For Me” es uno de los tracks en Le Bonheur (2014), el álbum solista más reciente de Large, que incluye once reversiones de temas populares y dos canciones originales escritas por la cantante. “Estoy muy contenta con el sonido del disco y amo interpretar estas canciones sobre un escenario, acompañada de mi banda [Le Bonheur] que son mis amigos desde hace tanto tiempo que ya somos como hermanos”, cuenta emocionada.

Uno de los covers que destacan de Le Bonheur es “Satellite of Love”, del fallecido músico estadounidense Lou Reed, quien tuvo un fuerte impacto en la adolescencia de Large y cuya visión de la vida influye, hasta hoy, en esta rebelde y comprometida artista. “Cuando estaba en la preparatoria lo admiraba mucho porque era inteligente, oscuro, enérgico… pero ‘Satellite of Love’ hablaba de esperanza, tenía algo hermoso y esperanzador en su corazón y creo que ésa es una de las emociones más poderosas a las que podemos aspirar. Es la fe de que puedes seguir adelante si tu amante te abandona o si pierdes a tu padre; si todo a tu alrededor se está desmoronando, puedes levantarte y sobrevivir a ello. La felicidad es buena, la pasión es genial, el deseo es excitante, pero la esperanza es mi droga”, concluye.

Pink Martini
4 de febrero, 21 horas
El Plaza Condesa
pinkmartini.com
stormlarge.com

Historias relacionadas

coachella 2018 en vivo, portada

Música

Escucha lo mejor de Coachella 2018

Por Redacción Gatopardo
quién es Banksy, portada

Música

¿Quién es realmente Banksy?

Por Fátima Albarrán
beyoncé coachella cultura afroamericana, portada

Música

La cultura de Beyoncé

Por Andrés Olascoaga